TRABAJO EN EQUIPO, DIÁLOGO, CORRESPONSABILIDAD y PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA

En una sociedad democrática, además de la libertad de expresión (que, no olvidemos, debe ejercerse con el debido respeto a los demás), tenemos la posibilidad de participar a través de personas que nos representen (elegidas por nosotros).

Con la participación, real y activa, las personas aprenden a comprometerse y a ser responsables. En un proyecto, la persona está motivada, lo considera suyo y se siente vinculada a él.
El que participa gana en desarrollo personal, en madurez, en capacidad de relacionarse con los demás y también en eficacia, porque, tomando y compartiendo decisiones, es capaz de llevar a cabo,con otros, mucho de lo que se propone: es más fácil la sinergia conducente al éxito.

La unión hace la fuerza. Todos necesitamos de todos.

La participación fomenta la integración, la inclusión, la comunicación, el diálogo, la compresión y aprendizaje mutuo, la colaboración y cooperación, la implicación de todos y el trabajo en equipo.
Los prejuicios y estereotipos terminan rompiéndose.

El clima de respeto, confianza y colaboración generado en una organización es más positivo, etimulante y productivo que en una institución con talante autoritario. Muchos problemas de convivencia se resolverían aumentando la participación, no tanto la vigilancia, la amenaza, el control y el castigo. Suele cumplir gustosamente las normas quien las hace.Andalucía Educativa


LA INTELIGENCIA COLECTIVA (Redes Informales)

Con Armonía Social, un equipo de trabajo en el que participan recursos y perspectivas diferentes, es más probable que alcance soluciones más creativas, más productivas y más eficaces que cuando esas mismas personas trabajan aisladamente. Cada cual presta al grupo lo mejor de sí mismo y, recibe estímulo y apoyo. Cuando tenemos ideas, intereses y objetivos comunes es deseable canalizarlos y poner en funcionamiento una capacidad organizativa que permita rentabilizar al máximo los esfuerzos y sacar el máximo rendimiento posible de la aptitudes de cada uno de sus miembros más talentosos (como, por ejemplo, la fluidez verbal, la creatividad, la empatía o la experiencia técnica).

El ruido emocional y social bloquea o disminuye el rendimiento del grupo: la instalación de la rutina, el miedo, el pesimismo, la propia desconfianza y la ajena, la falta de compromiso, la ira, la rivalidad o el resentimiento.

La Organización Formal se establece para solucionar problemas fácilmente anticipables. Cuando surgen problemas imprevistos o situaciones críticas, funcionan muy bien las Redes Informales:
  • de comunicación (quién habla con quién)
  • de experiencia (personas a las que se les pide consejo)
  • de confianza (personas a las que se confian secretos, dudas y debilidades).
Los trabajadores "estrella" de una organización suelen ser aquellos que han establecido sólidas y fiables conexiones con todas las Redes Informales (no están excluidos), antes de que las necesiten. Cuando piden consejo casi siempre obtienen una respuesta más rápida. Inteligencia emocional.Goleman.

  • La única manera de ser seguido es correr más deprisa que los demás. Francis Picabia


LA ILUSIÓN DE LA UNANIMIDAD: los acuerdos ficticios

A veces, yo me sentía culpable por haber permanecido tan silencioso durante las cruciales reuniones previas. Pero mis sentimientos de culpa estaban atenuados por la certeza de que mis objeciones no habrían logrado gran cosa…aparte de granjearme fama de pesado“. Arthur Schlesinger, consejero del presidente Kennedy.

El grupo cree llegar a un acuerdo, pero en realidad no lo hay. Sus miembros se sienten presionados por la necesidad de consenso y por la autocensura que, muchas veces, se imponen ellos mismos por culpa de sus intereses personales. Puede llegar a ocurrir que lo que se decida sea un error.
Luis Muiño


LAS REUNIONES DE TRABAJO

El trabajo en equipo es más rico que el trabajo individual, pero consume mucho más tiempo. La experiencia nos dice que los miembros de un grupo no tienen mucho tiempo para reuniones y encontrar el momento adecuado que convenga para todos es difícil. Por ello es fundamental que las reuniones de trabajo sean estrictamente las necesarias y su duración lo razonable, sobre todo lo que importa es que sean eficaces, que sirvan para alcanzar los objetivos previstos. Se hace pues obligado prepararlas minuciosamente y coordinarlas con agillidad.

  • El lugar de reunión aireado, alejado de ruidos y en el que no se produzcan interrupciones por otras personas. Contar con una mesa en la que todos puedan verse sin dificultad y que tengan sitio para tomar notas o manejar documentación.
  • El tiempo de duración no debe ser superior a 90 minutos. Si se prevee que la reunión durará más tiempo deberán programarse algunos descansos. Es importante ser puntual y desarrollar los temas en el tiempo que se había previsto.
  • Preparar la reunión: estudiar el tema de trabajo, los aspectos importantes que no pueden quedar sin tratamiento, anticipar soluciones o acuerdos y para ello, elaborar propuestas concretas. Se debe recopilar la información y preparar el material que se vaya a necesitar.
  • En la convocatoria se debe incluir, además del orden del día, las precisiones necesarias de lugar, hora y materiales que se necesitarán; así evitaremos despistes y olvidos que luego consumen tanto tiempo.
  • Al principio de la reunión el coordinador debe exponer los objetivos y el método de trabajo que se va a seguir. El trabajo será tanto más eficaz cuanto más acertada y ágil sea la coordinación, para ello se debe animar la participación de todos procurando que se ciñan al tema, evitando divagaciones o discusiones, acercando los puntos de vista y pidiendo propuestas concretas y realizables. Debe esforzarse para que se cumpla el orden del día y horario previsto.
  • Al terminar la reunión, el coordinador debe hacer un breve resumen de los asuntos tratados con indicación de los acuerdos tomados, el plan de actuación resultante y los compromisos específicos que corresponden a cada cual. Si es necesario se fijará la hora y fecha de lapróxima reunión.

Reglas del juego en las sesiones de grupos
  1. Empezar y terminar a la hora.
  2. Participar activamente.
  3. Escuchar y entender.
  4. Ser honesto y abierto.
  5. Construir basándose en la idea del otro.
  6. Ninguna idea es una mala idea.
  7. Dejar los prejuicios fuera.
  8. No ser violento, no usar frases que dañen.
  9. Respetar la confidencia/dar confianza.
  10. Identificar el grupo de trabajo... ¡Divertirse!
Papel del coordinador
  1. Gestionar el tiempo. Mantener el grupo encarrilado.
  2. Centrar el grupo hacia un objetivo. Procurar que no se desvíen en otras direcciones.
  3. Mantener un buen equilibrio entre la estructura y "avanzar con el grupo".
  4. Respetar y animar a cada participante.
  5. Permanecer "neutral". No pretender ser el experto.
  6. Estar en sintonía con los sentimientos de los participantes en el grupo.
  7. Sin forzar, animar a las personas más calladas a compartir.
  8. Utilizar el silencio de forma efectiva, por ejemplo, dejar un tiempo antes de que se responda a una pregunta.
La planificación centrada en las necesidades debe ser realista, posible, flexible, revisable, participativa, integrada e interdisciplinar y debe abarcar los siguientes aspectos:
  1. Justificación (debe incluir referencias al análisis previo de necesidades).
  2. Objetivos que se persiguen (ordenados por prioridades).
  3. Contenidos.
  4. Actividades.
  5. Destinatarios.
  6. Metodología (estrategias, técnicas a utilizar).
  7. Agentes implicados.
  8. Medios y recursos necesarios y disponibles.
  9. Temporalización.
  10. Proceso de evaluación (incluye seguimiento donde se describa las dificultades y valorar los resultados para: introducir correciones en el proceso, perfeccionar las actuaciones, cambiar la práctica y consolidar los programas adecuados).

No hay comentarios: