INTELIGENCIA EMOCIONAL: El laberinto de las emociones







El principio del ser humano


El ser humano cuenta con una programación básica -biológica-, pero la evolución no ha “programado a la mente humana para que actúe conforme a los comportamientos típicos de la especie”, porque no hay comportamientos típicos de la especie frente a pasiones tan definitorias de nuestra parentela como la venganza o la reciprocacidad: la naturaleza nos determina a ser humanos, pero nos permite serlo a nuestro modo...
  • “No existe ninguna forma particular de conducta que sea característica de una emoción a la manera en que comer es lo respecto al hambre”. Anthony Kenny.

En cuanto ser vivo, el ser humano pero debe autoprogramarse como humano, cosa que a veces implica una cierta “desprogramación” animalesca. A diferencia de otros vivientes, el hombre no está programado totalmente por los instintos e incluso juega frecuentemente contra ellos por medio de su “contraprogramación” simbólica.

La diferencia fundamental, entre el ser humano y cualquier otro animal, es su casi absoluta ausencia de especialización de ningún tipo. En el supermercado de la vida, todos los animales parecen tener tecnología punta. Pero, en cuanto cambian las circunstancias o el paisaje, se marchitan y se extinguen sin remedio. Los seres humanos, por el contrario, son anatómicamente indigentes, padecen un diseño chapucero y carente de adecuación precisa pero soportan la mudanzas y convierten su esencial imprecisión en estímulo y posibilidad flexible de adaptación. El cerebro nos permite improvisar e inventar ante las urgencias de lo real. Es el órgano específico de la acción: conoce, delibera, valora y decide.

El ser humano, desde su imprecisión, comete constantes errores pero aprende de ellos y va corrigiendo permanentemente sus derroteros vitales. Porque la otra función del cerebro es almacenar la información adquirida a partir de la experiencia, codificarla en símbolos abstractos y transmitirla por medio del lenguaje. La vida humana perpetúa el rasgo característico de la infancia: el aprendizaje, la educación permanente. No estamos determinados a vivir en ningún paisaje ni en ningún clima, pero sí a convivir con semejantes que nos enseñan y ayuden. El medio natural específico de los seres humanos es la sociedad.

El valor de elegir. Fernando Savater



La inteligencia estructural
es el conjunto de funciones que asimilan, almacenan, elaboran y producen información. Es estritamente cognitiva y es la que intentan medir los tests de inteligencia. Otra cosa es cómo se emplea: pero podemos utilizarla de una manera estúpida, criminal o inhumana. Por ejemplo, si no acertamos a resolver bien nuestros problemas fundamentales: la felicidad y la dignidad. Desde el punto de vista educativo, práctico, ético y político, es más importante hablar de personalidades inteligentes, es decir, de las que se comportan inteligentemente.
Aprender a vivir. José Antonio Marina


Una vida sin pasión ni emociones carecería de una de las riquezas más típicamente humanas.
  • La conciencia es la voz del alma; las pasiones son la voz del cuerpo. Jean-Jacques Rousseau
  • "No son las cosas lo que nos perturba, sino la opinión que tenemos de ellas". Epicteto
  • El sufrimiento depende no tanto de lo que se padece cuanto de nuestra imaginación, que aumenta nuestros males. Fénelon

Prevención desde la EDUCACIÓN EMOCIONAL proactiva


Los acontecimientos externos, las personas cercanas problemática, etc hacen que a veces nos sintamos impotentes y desgraciados. Cuando las emociones conflictivas se desbordan, las situaciones que nos estresan parecen multiplicativas.

En
ciertas circunstancias es difícil encontrar la actitud mental apropiada para que lo que nos rodea no nos afecte de forma tan agobiante.
El malestar emocional puede provocar:

Marginación o problemas sociales: tendencia al aislamiento, a la reserva y al mal humor; falta de energía; insatisfacción y dependencia.

Ansiedad y depresión: soledad; excesivos miedos y preocupaciones; perfeccionismo; falta de afecto; nerviosismo, tristeza y depresión.

Problemas de atención o de razonamiento: no centrarse, distracción, incapacidad para prestar atención y permanecer quieto; ensoñaciones diurnas; impulsividad o incapacidad de refrenar una respuestas que ya se ha desencadenado; exceso de nerviosismo que impide la concentración; bajo rendimiento académico; pensamientos obsesivos.
Al vernos inundados de información nos colocamos en una modalidad reactiva de respuesta como si continuamente nos viéramos obligados a sofocar pequeños conatos de incendio. Produce descenso de la eficacia personal.

  • El exceso de dolor o placer disminuyen la capacidad de razonamiento. Platón
  • Es cordura provechosa ahorrarse disgustos. La prudencia evita muchos. Baltasar Gracián
  • Cuando se exagera un sentimiento, desaparece la capacidad de razonar. Gustavo Le Bon
  • La fuerza del carácter con frecuencia no es más que debilidad de sentimientos. Arthur Schnitzler

Delincuencia o agresividad: relaciones con personas problemáticas; uso de la mentira y el engaño; exceso de justificación; desconfianza; exigir la atención de los demás; desprecio por la propiedad ajena; desobediencia en casa y en la escuela; mostrarse testarudo y caprichoso; hablar demasiado; fastidiar a los demás y tener mal genio.

  • Allí donde radican nuestras debilidades van a extraviarse nuestras exaltaciones. Friedrich Nietzsche

Los individuos genuinamente sensibles suelen ser serenos.

Los
Estilos
de personas en cuanto a la forma de atender sus emociones (Meyer) son:
  1. Conscientes.
  2. Atrapadas y desbordadas.
  3. Resignadas.

Los estados emocionales, tanto negativos (ira, agresividad,...) como positivos (risa, entusiasmo), son contagiosos.

El autocontrol supone no caer en el error de aceptar el "terreno de juego y las armas del contrario", sino en rechazar el automatismo emocional (reactivo).
El DESCONTROL EMOCIONAL inducido puede provocar:
  • El secuestro amigdalar es una especie de sabotaje que ataca la estabilidad emocional. Un ataque temperamental puede tener consecuencias desastrosas, que en algunos casos puede llegar a agresiones físicas. De todo ello nos arrepentimos cuando las aguas vuelven a su cauce.
  • La incontinencia emocional es la filtración de emociones destructivas, perturbadoras, que socavan nuestra energía de los demás y nos vuelve más ansiosos, enojados y deprimidos.
Escapar a esto puede suponer imponer un tono de voz suave, lento y un contenido que desoriente al interlocutor. El uso del sentido del humor puede dar buenos resultados.



La voluntad permite que uno decida la actitud que va a tomar ante la vida. Esto supone aprender a manejar los propios sentimientos y subordinarlos a unos valores elegidos desde la libertad, para decidir cómo va a afectarme todo esto.

  • Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos. Proverbio chino

Habitualmente en el 95% de las situaciones nos comportamos de forma “reactiva”, es decir, impulsados por lo que nos marca el ambiente, los sentimientos, los nervios o las circunstancias. Nos comportamos según el MODELO ESTÍMULO-RESPUESTA. Permitimos que un estímulo (E) desencadene una respuesta (R), sin que hagamos nada para evitarlo. Si el estímulo es negativo, la respuesta también lo es; y es con cierta frecuencia desproporcionada, desestabilizadora. De esta forma se piede el equilibrio personal. Se ha perdido la libertad de acción interior. No se ha elegido conscientemente una respuesta positiva, favorable al mantenimiento o restablecimiento del equilibrio.



Lo que importa no es el hecho en sí, sino la percepción personal que tengo del mismo, nuestras interpretaciones y juicios de valor. La forma en que vemos y sentimos aquel problema, dolor o acontecimiento es lo que constituye el verdadero problema para nosotros. El problema soy yo mismo, no lo que me ha sucedido. Es mi respuesta incontrolada y reactiva el verdadero problema que me perturba. El hecho de convertir un deseo o preferencia en una exigencia es un error del pensamiento que está en la raíz de emociones como la ira, el resentimiento o la frustración.

Según Epícteto, El Principio rector es el foco de lucidez que observa nuestros pensamientos, emociones y movimientos psíquicos, y es independiente de estos. Utiliza las representaciones y las modifica en función de lo que percibe directamente como real o como ilusorio; advierte si nuestros pensamientos se ajustan o no a la realidad, son racionales, fundados, convenientes.

  • Nadie te ofende si tu no quieres. «Recuerda que no ofenden el que insulta o el que golpea, sino el opinar sobre ellos que son ofensivos. Cuando alguien te irrite, sábete que es tu juicio el que te irrita. Por tanto, intenta lo primero no ser arrebatado por la representación». Epicteto.
  • Nada hay que esté enteramente en nuestro podere sino nuestros propios pensamientos. René Descartes.
  • No hay necesidad de buscar la verdad; basta con poner fin a las opiniones falsas. Axioma oriental.

A veces preferimos tener razón a ser felices.

Evitemos que el problema de otro sea nuestro problema, o que creamos tener un problema cuando realmente no lo hay.


El pasado no nos afecta. Nos afecta aquello del pasado que seguimos haciendo vigente aquí y ahora.

  • Toda dificultad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo. Frédéric Chopin

Reescribiendo el guión de nuestra propia historia:

Hay que estar atentos a nuestro diálogo interno, despiertos, con discernimiento, conciencia y libertad y mantener viva esa luz interior que nos libera de los procesos automáticos, "inevitables", ciegos y reactivos en los que, sin ella, nos vemos cotidianamente envueltos. No somos autómatas, somos dueños de nuestras actitudes internas. Poseemos el poder y la libertad creativa de la responsabilidad.

Ya sabes que eres el director de representación del guión de tu existencia. Si el guión genera malestar o sufrimiento innecesario, puedes elegir una nueva respuesta. Desde esta convicción, podrás ir dando forma a los personajes y argumentos que vayan a favor de lo mejor de ti, los que permitirán que se exprese el potencial que tu falta de fe en tus posibilidades ha bloqueado. Al tomar conciencia de que podemos dejar de movernos dentro del margen acotado de los guiones de siempre y crear libremente guiones de siempre y crear libremente guiones inéditos, los que nos permitiran definirnos por lo que afirmamos, y no por lo que rechazamos. De este modo, dejaremos de malgastar nuestras fuerzas en luchas internas y podremos ponerlas al servicio de la creación, proyectando lo mejor de nosotros más allá de nosotros mismos.

...Isabel había decidido responsabilizarse de su propia felicidad; ser interiormente activa y cultivar su propia vida. Supo que el amor que anhelaba sentir de forma sostenida no dependería de la presencia de un hombre en su vida, por más que un compañero pudiera acrecentarlo. Comprendió que el amor y la felicidad son, ante todo, una "actividad", una elección.

La filosofía, maestra de vida. Mónica Cavallé.

El refugiarse en los propios sentimientos es una forma habitual y comprensible de respuesta. Me siento herido y mi respuesta reactiva me lleva a comportarme de forma incontrolada. En muchas ocasiones puede ser una respuesta inmadura, pero inevitable, que me perjudica a mí en primer lugar.


Desarrollar una capacidad de control personal, positiva y madura, de AUTOCONCIENCIA que permite distanciarse del fenómeno, de uno mismo, observarse como si se tratase de otra persona.

Pensar y analizar el estado de ánimo que ofusca el pensamiento.Describir los propios sentimientos, sensaciones y procesos de pensamiento.Así se puede llegar a un estado más sereno que permita tomar una decisión consciente sobre la actitud personal ante los hechos.Es decir, ponerme en disposición de elegir otra forma de sentirme que no sea fatalista, derrotista o pesimista.


VALORACIÓN DE LAS SITUACIONES EMOCIONALES


1. Estímulo: eventos,
experiencia, información, influencia o percepción:
  • Interior o Personal: valores, conocimientos previos, creencias, objetivos personales, compromisos, sentido de control
  • Exterior o del contexto: demandas de la situación, obligaciones, ambigüedad e inminencia del daño
2. Valoración cognitiva (appraisal):
  • Consecuencias que pueden derivarse de la Respuesta impulsiva: Las Emociones predisponen a actuar. Son reacciones afectivas (positivas, negativas o neutras) e inmediatas (de algunos segundos a varias horas) ante eventos significativos del entorno.
  1. Irrelevantes: producen aburrimiento, se ignoran,...
  2. Positivas: benignas de alegría, humor, amor, felicidad
  3. Negativas: estresantes que significan daño, pérdida, amenaza, riesgo, ... Tienen una mayor duración que las positivas.Frijda, 1988.
  4. Ambiguas: sorpresa, esperanza, compasión
  5. Estéticas
  • Balance de la capacidad para el Afrontramiento de la situación del tipo "fight or fly " (lucha o huye):
  1. Confrontación: "intento que cambie de opinión",
  2. Distanciamiento: “paso del tema”,
  3. Auto-control: "espero",
  4. Buscar apoyo social: "pido consejo o pregunto",
  5. Aceptar responsabilidad,
  6. Escape-evitación,
  7. Planificar la solución del problema,
  • Reevaluación de la calidad de los resultados del encuentro: "he redescubierto lo importante".
3. Respuesta: Acción para preparar la persona de manera consistente con sus objetivos, y con consecuencias:
  • Neurofisiológica: Respuestas involuntarias: taquicardia, rubor, sudoración, sequedad de boca, neurotransmisores, secreciones hormonales, respiración, presión sanguínea, tono muscular,...
  • Comportamiento: Lenguaje no verbal: expresiones faciales, tono de voz, volumen, ritmo, movimiento del cuerpo (ej. gritos, insultos). Esta componente se puede disimular.
  • Cognitivo-subjetivo: sentimientos positivos o negativos (ej. ira).

4. Efectos a largo plazo:
  • Salud mental: Moral (bienestar / malestar)
  • Salud física o enfermedad
  • Funcionamiento social
Educación emocional y Bienestar, Rafael Bisquerra