La INFANCIA de los hijos: el apego seguro y la vinculación con la madre


Etapas (E.Erikson):
  1. Los 12 primeros meses: El apego y la confianza (no-desconfianza).
  2. 1 y 3 años: La autonomía (no-vergüenza, no-duda).
  3. 4 y 5 años: La iniciativa (no-culpabilidad).
  4. 6 y 11 años: La laboriosidad y habilidad (no-inferioridad).

Fruto del amor entre un hombre y una mujer nacemos. Durante la infancia se crea el amor-apego seguro y la fuerte vinculación con nuestra madre.

El apego es un lazo afectivo fuerte y duradero que se establece entre el niño (neonato) y la persona más cercana a él, por lo general su madre. Se entiende como una conducta adaptativa que facilita la supervivencia, porque mantiene a la cría cerca de su madre mientras no es autónoma. El apego le da seguridad en su entorno y, más adelante, le ayudará a atreverse a explorar, a salir de ese espacio seguro y a ser cada vez más autónomo.

La fuerza constructiva del amor es muy positiva y determinante para el futuro de todo ser humano. El amor, la sensibilidad y la aceptación parten de sus padres y de las personas que le cuidan y proporcionan al niño la necesaria seguridad para vivir y desarrollarse, esa confianza básica que es el futuro donde dimana todo su potencial y que le permite "atreverse" a explorar el entorno, desde la infancia hasta la madurez: crecer con autonomía, capacidad de iniciativa, laboriosidad, sentido de la propia identidad...

El sentirse capaz por la experiencia de pequeños éxitos acumulados y el interiorizar mensajes positivos que ha ido recibiendo de los demás (en la familia y en la escuela se le anima, motiva y alienta) contribuyen poderosamente a que el niño desarrolle su curiosidad y su autoconfianza, e incremente de manera constante no sólo el deseo de aprender más y mejor, sino de enfrentarse a lo novedoso y a las dificultades con esperanza y hasta con seguridad en el éxito.

Por contra, la fuerza destructiva del maltrato y del desamor dejará a cualquier niño en clara inferioridad de condiciones para afrontar su futuro. La falta de afecto, cuidado y protección, y mucho más los malos tratos, hace que los niños desarrollen una visión muy negativa del mundo y se acostumbren a dar respuestas de retraimiento, temor, huida o violencia. Se Convierten en criaturas inseguras, desconfiadas, frustradas y autodestructivas, con tendencia a producir en los demás el mismo maltrato o daño parecido.

Aquel a quien se castiga, ridiculiza o minusvalora, o es considerado malo o molesto, desarrollará sentimientos de culpa, de incapacidad y de temor a emprender nuevas cosas porque se sentirá inferior y poco hábil.

Tipos de maltrato infantil:

  1. Maltrato físico o de alto riesgo de proucirse daño físico.
  2. Maltrato emocional que deteriora su desarrollo psicológico.
  3. Negligencia física, como alimentación, higiene, vestido, cuidados médicos,...
  4. Abandono emocional, como seguridad, afecto, comunicación,...
  5. Abuso sexual
  • El primero y más fundamental derecho es el derecho al amor. Phil Bosmans
  • El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices. Oscar Wilde
  • El principio más profundo del carácter humano es el deseo de ser apreciado. William James
  • Nada existe más elevado, más sano y más útil para el porvenir en la vida que el buen recuerdo de la infancia y la casa paterna. Fiodor Dostoievski
  • Los no amados, los rechazados y los abandonados, se transforman en desechos para la sociedad. Por eso debemos hacer que todos se sientan amados. Madre Teresa de Calcuta.
  • El joven no es el emisor de violencia, es el receptor. Piénsese en los niños maltratados, cuando tienen que oír "no sé por qué has nacido" o "yo te quise abortar" o "no vales para nada". Javier Urra.


Si un niño vive .....

    • criticado aprende a condenar.
    • con hostilidad aprende a pelear.
    • avergonzado aprende a sentirse culpable.
    • en tolerancia aprende a ser tolerante.
    • con estimulo aprende a confiar.
    • apreciado aprende a apreciar.
    • en equidad aprende a ser justo.
    • con seguridad aprende a tener fé.
    • con aprobación aprende a quererse.
    • con aceptación y amistad aprende a hallar en el mundo amor.
Cuando tu hijo .....

Te busque con la mirada, MÍRALO.

Te tienda sus brazos, ABRÁZALO.
Te busque con su boca, BÉSALO.
Te quiera hablar, ESCÚCHALO.
Se sienta desamparado, AMPÁRALO.
Se sienta sólo, ACOMPÁÑALO.
Te pida que lo dejes, DÉJALO.
Te pida por volver, RECÍBELO.
Se sienta triste, CONSUÉLALO.
Esté en el esfuerzo, ANÍMALO.
Esté en el fracaso, PROTÉGELO.
Pierda toda esperanza, ALIÉNTALO. Rascovsky.

Querer a un hijo no es obligarlo a que viva con nuestras verdades sino ayudarlo para que pueda vivir sin nuestras mentiras. R.Groch

"Carta de un hijo a todos los padres del mundo":

  1. No me des todo lo que te pido. A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo obtener.
  2. No me grites. Te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a mí también y yo no quiero hacerlo.
  3. No me des siempre órdenes. Si en vez de órdenes a veces me pidieras las cosas yo lo haría más rápido y con más gusto.
  4. No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana. Todas las comparaciones son odiosas, y además, no ayudan a superarme.
  5. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Si prometes un premio, dámelo, pero también si es un castigo.
  6. Déjame valerme por mí mismo. Si tú haces todo por mí, yo nunca podré aprender.
  7. No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro. Me haces sentir mal y perder la fe en lo que me dices.
  8. No corrijas mis fallos delante de nadie; enséñame a mejorar cuando estemos sólos.
  9. Cuando estés equivocado en algo, admítelo; así crecerá la opinión que tengo de ti y me enseñarás a admitir mis equivocaciones.
  10. No me digas que haga una cosa y tú no la haces. Nunca haré lo que tú digas y no hagas.
  11. Cuando te cuente un problema mío,atiéndeme. No me digas “No tengo tiempo para boberías” o “eso no tiene importancia”. Trata de comprenderme y ayudarme.
  12. Y quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo.

Si pudiera volver a educar a mi hijo

Si pudiera volver a educar a mi hijo,
construiría su autoestima primero, y la casa después.
Pintaría más con el dedo, y señalaría menos.
Haría menos correcciones y más conexiones.
Apartaría los ojos del reloj y los utilizaría para mirar.
Me interesaría por saber menos y aprender a interesarme más.
Haría más excursiones y haría volar más cometas.
Dejaría de mostrarme seria y jugaría más en serio.
Atravesaría más campos y contemplaría más estrellas.
Daría más abrazos y menos tirones de orejas.
Vería el fruto en el árbol más a menudo.
Sería menos firme, y afirmaría más.
Enseñaría menos sobre el amor al poder,
y más sobre el PODER DEL AMOR.



Dentro de cincuenta años no importará:

el tipo de coche que condujiste, el tipo de casa donde viviste, la cantidad de dinero que tuviste en el banco, ni la calidad de la ropa que usaste,pero el mundo tal vez sea un poco mejor porque fuiste importante en la vida de un niño.
Anónimo.

No hay comentarios: