LA MORAL Y LA ÉTICA: Conciencia, Libertad y Responsabilidad, Dignidad y Justicia


Piensa (conscientemente), decide (libremente) y actúa en consecuencia (de forma responsable).

La RAZÓN permite la REFLEXIÓN CONSCIENTE y la CRÍTICA. Evalúa nuestra conducta y las CONSECUENCIAS de NUESTRAS ACCIONES sobre otras personas o sobre nosotros mismos. Para ello utilizamos la PREVISIÓN, cuando imaginamos las consecuencias, y la PREMEDITACIÓN, cuando reformulamos los cursos de las acciones que podemos seguir.
Cuando las consecuencias afectan las relaciones entre las personas, y entre éstas y su medio, se originan los PROBLEMAS MORALES. Estos hay que evaluarlos, utilizando la INTELIGENCIA y la VOLUNTAD. La VOLUNTAD nos permite tomar DECISIONES para elegir, de forma libre,responsable y consciente, una OPCIÓN entre varias que podemos afrontar, siguiendo una serie de CRITERIOS o valores establecidos.
La MORAL se ocupa de los VALORES MORALES o criterios acerca de lo correcto y lo incorrecto. Los valores morales guían la conducta humana y le indican cuáles son sus opciones más valiosas, adecuadas, convenientes, preferibles, más buenas,... y, por lo mismo, aquella por la que debe optar, independientemente de que luego las elija o no.
A veces las personas quieren cosas contradictorias o tienen valores morales que entran en conflicto unos con otros. Por eso, las personas, a la hora de elegir "lo que en el fondo más conviene a la larga", -que no tiene por qué coincidir siempre con lo que les "apetece" en ese momento- deben ser capaces de establecer prioridades jerarquizadas u ordenadas sus preferencias.
Valores morales y comportamiento. Los auténticos valores morales de una persona son los que se traducen en su vida práctica en un comportamiento contínuo, habitual. Los actos aislados no definen la personalidad moral de un individuo. "Una golondrina no hace verano". Aristóteles
Los valores morales se expresan mediante NORMAS MORALES que son MANDATOS que indican cómo hay que actuar, cómo hay que comportarse. Son pautas de conducta que se estima adecuada en determinada clase de situaciones. Lo que las caracteriza, diferenciándolas de otras normas de comportamiento, es que auto-obligan (sin que provengan de ninguna autoridad y sin ninguna necesidad de que los demás se enteren o no de su cumplimiento), son incondicionadas (sin tratar de conseguir algo distinto, como pudiera ser el reconocimiento de los demás, obtener el paraíso después de la muerte) y también universalizables (no sería moral si alguien piensa que los comportamientos que él puede realizar no los pueden realizar los demás hombres, que sólo a él le está permitidos). Aparte de las morales, otras normas pueden ser: de cortesía, de tráfico, de convivencia social, legales, ...
De estas normas y criterios, la ÉTICA se ocupa DE CUESTIONAR SU VALIDEZ general (adecuación, coherenca, racionalidad y fortaleza de cierto conjunto de creencias morales).
El ser humano no nace con un "libro de instrucciones" que le diga qué es lo que debe hacer en las diferentes y variadas ocasiones en las que se va a encontrar. Desde que nace, se instala en un mundo donde las cosas posee para él un "significado" y un "valor" que provienen de la sociedad en la que viven y se educan. Su desarrollo moral se realiza a través del proceso de socialización, en el que desempeñan un papel muy importante los diversos agentes socializadores -la familia, la escuela, los amigos y los medios de comunicación- y también la propia experiencia.

La "posibilidad" a la que pueden y deben llegar todos los seres humanos, es la AUTONOMÍA MORAL, que es darse a sí mismo la ley (la norma) para ser uno mismo e inventarse su propia vida, y esto es importante: habiendo reflexionado y decidido sin coacciones. Lo contrario es la HETERONOMÍA MORAL que es recibir de otro la ley (la norma), para hacer lo que otros le marcan o también, actuar por capricho, con "lo que a uno le viene en gana", "le apetece" o es "lo que se lleva en su ambiente".
  • las relaciones basadas en la autoridad únicamente producen heteronomía moral, mientras que las basadas en la cooperación conducen progresivamente a la autonomía.
  • Si no actúas como piensas, vas a terminar pensando como actúas. Blaise Pascal
  • En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias. Robert Green Ingersoll
  • Medir las palabras no es necesariamente endulzar su expresión sino haber previsto y aceptado las consecuencias de ellas. Abraham Lincoln
  • El problema de la elección, el problema de la vida entera. Je suis né. Georges Perec.
  • Todos estamos determinados por el hecho de que hemos nacido humanos y, en consecuencia, por la tarea interminable de elegir constantemente, tenemos que elegir los medios juntamente con los fines. No debemos confiar en que nadie nos salve, sino conocer bien el hecho de que las elecciones erróneas nos hacen incapaces de salvarnos. El corazón del hombre. Erich From.
  • La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer muchos otros. Jean de La Fontaine

LA SATURACIÓN MORAL COMO APARIENCIA ÉTICA 14/6/2014
Lo que es criticable es la apelación a los valores, mientras la estructura y dinámica de una corrupción generalizada se queda a salvo de cualquier cambio. Los valores se ejemplifican. Es una estrategia para evitar debatir los fundamentos de aquello que debe ser cuestionado y, en consecuencia, reformado.
  • “Los hombres son cómplices de aquello que les deja indiferentes”, George Steiner 
Enlace: LA SATURACIÓN MORAL COMO APARIENCIA ÉTICA - José Luis Coronado - INED21