MADUREZ

Etapas (E.Erikson):
Edad adulta: Generatividad (no-estancamiento). Productividad, proyección de futuro, No egocentrismo, colaboración con las nuevas generaciones.


Los 24 aspectos de la madurez psicoafectiva

  1. Sentirse como persona un ser humano singular, único, distinto de los demás y con infinitas posibilidades, pero sin olvidar que también somos seres sociales y necesitamos relacionarnos con nuestros semejantes, de forma gratificante y gozosa, para un mutuo enriquezimiento.
  2. Mostrar verdadero interés por uno mismo y tener muy claro que, como ser humano, vales tanto como cualquiera, porque la dignidad y la valía nos vienen dadas desde nuestra misma esencia, por el hecho de ser personas.
  3. Sentirse autónomo, responsable, pleno de uno mismo; resolver los propios problemas y no esperar a que los otros lo hagan por uno. Es estúpido buscar fuera culpables y responsables en un van intento de exculpación o de justificación.
  4. Tener una concepción dinámica de la persona humana.
  5. Conocer con profundidad la propia esencia de ese "sí mismo", como lugar de identidad de la persona, donde permanecen latentes las aptitudes, las cualidades y los dones de nuestra mente, de nuestro corazón y de nuestro espíritu.
  6. Cultivar la dimensión social y relacional, el sentido de integración y participación activa, en la vida familiar, el grupo social y la comunidad de la que se forma parte.
  7. Tener una gran amplitud de conciencia, una capacidad muy desarrollada para la comprensión, la generosidad y el perdón; preocuparse por los más necesitados y perseguidos, por sus necesidades, sufrimientos y carencias.
  8. Aceptarse plena e incondicionalmente en todos los aspectos, respecto a lo que se es y a lo que se tiene, también a las propias limitaciones y debilidades, y ocuparse en cuerpo y alma de lo único importante: ¡vivir!
  9. Practicar el autodiálogo positivo, sin olvidar jamás que, en buena medida, llegamos a ser y a convertirnos en lo que pensamos y decimos de nosotros mismos.
  10. Desarrollar una capacidad de empatía, de "sensibilidad alterocéntrica".
  11. Ser tolerante, flexible, condescendiente, con capacidad para disculpar, en el sentido de admitir que es propio de todos los humanos, sin excepción, equivocarse y cometer errores, tener momentos de debilidad.
  12. Procurar tener buen carácter y sentido del humor, porque éste es csi siempre una prerrogativa de toda mente sana y bien organizada, típica de personas poco o nada conflictivas.
  13. Activar la alegría, el júbilo, las risas y sonrisas que nos cargan de energía física y psíquica, y dejar a un lado la tristeza, el desánimo y la pena que nos la roban.
  14. No ir por la vida de "guerrero", ya que quien así se comporta por todas partes encuentra enemigos contra los que luchar.
  15. Saber que lo negativo no es constitucional de la persona, que tenemos infinitas posibilidades y jamás está todo perdido.
  16. Ser capaces de admitir que de buen grado las adversidades, dificultades y contratiempos o, al menos, no sorprendernos demasiado de que nos visiten de vez en cuando.
  17. Desarrollar la capacidad de disfrutar de todo, de las cosa más cotidianas y sencillas, en cualquier momento y lugar.
  18. Vivir el día a día, el minuto que se me escapa sin notarlo por entre los dedos de la mano de mi existencia. Centrar en mi vida presente y consciente todas mis energías, pensamientos, sensaciones y gustos.
  19. Moverse como "pez en el agua" en un razonable y cómodo término medio, que nos protege de cometer graves errores, así como de innecesarios sobresaltos y de caer en estados de ansiedad y estrés crónico, al pretender lograr imposibles.
  20. Sentir gozo por amar y por sentirse amado, y disfrutar sexualmente la íntima, profunda e indescriptible vivencia de ser alguien que ha pasado a ocupar el primer plano en el pensamiento y en el corazón de otra persona.
  21. Creen en el "milagro humano", lo cual significa que en los peores momentos, en las situaciones más críticas, siempre se puede cambiar a mejor, encontrar otras alternativas y evitar o al menos paliar en parte una posible catástrofe.
  22. Ponerse al día, renovarse constantemente. Nunca estamos capacitados para conseguir la perfección en algo, pero la excelencia está a nuestro alcance.
  23. Hacer buenos amigos y saber conservarlos es otra de las características que adornan a las personas con un alto grado de madurez psicoafectiva.
  24. Transcender lo material, lo pragmático, lo personal, y elevarse hacia unos niveles más altos de humanización, buscando la bondad y el bien de la gran familia humana.

Bernabé Tierno. La fuerza del amor


... Y aprendes la sutil diferencia entre estrechar una mano y encadenar un alma.
Y aprendes que amor no es apoyo, ni compañia es seguridad.
Y empiezas a aprender que los besos no son contratos ni los regalos promesas.
Y empiezas a aceptar tus derrotas con la cabeza alta y la vista adelante.
Con la gracia de una mujer o un hombre, no con la pena de un niño.
Y aprendes a construir todas tus sendas en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para los planes.
Y los futuros tienden a caer en pleno vuelo.
Al cabo de un tiempo aprendes que hasta el sol quema si pides demasiado.
Y asi plantas tu propio jardin y decoras tu alma, en vez de esperar a que te traigan flores.
Y aprendes que en verdad puedes resistir, que en verdad eres fuerte, que en verdad vales,
y aprendes...
y aprendes...
Con cada fracaso, aprendes.
Llega el alba. Kara di Giovana.



VEJEZ

Etapas (E.Erikson):

Madurez: Integridad (no-desesperación). Se acepta la propia existencia como algo valioso. Satisfacción de haber vivido. No se considera que se ha perdido el tiempo y que la vida se acaba, ni se teme a la muerte.

  • El hombre que más ha vivido no es aquél que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida. Jean-Jacques Rousseau : para aprender, amar, disfrutar, lograr nuevos objetivos,...
  • No es la muerte la fuente de todas las miserias para el hombre, sino el miedo a la muerte. Epícteto

"Somos tan viejos como creemos"
.
Envejece más deprisa todo el que tiene miedo a envejecer o todo el que no tiene proyecto de vida. Dejar de crecer "hacia adentro y hacia afuera" es dejar de crecer en el amor; es no crecer en ilusiones, en experiencias, en aficiones, en nuevos aprendizajes, en estrategias, en curiosidad.

El secreto está, pues, en seguir renovándose a cada instante. Si aceptamos la vejez como algo natural y seguimos viéndonos cada día fuertes y útiles, nos mantendremos más jóvenes.


Consejos para mantenerse joven:

  1. Salud: Evitar desnutrición, alimentación deficiente o claramente perjudicial, exceso de tabaco y abuso de alcohol. Descanso físico, mental y psíquico suficiente. Regularidad (sanas costumbres de vida) y moderación (huir de los extremos).
  2. No perder la fe y la confianza en uno mismo, pero también conservar la fe en algo y en alguien.
  3. Tener una sana y viva ambición, pero no por cosas materiales, sino por crecer en experiencias, conocimientos, afectos y sentimientos.
  4. No caer en la monotonía y activar la curiosidad y el interés por nuevas cosas: lecturas, amigos, viajes,...
  5. Ejercitar la mente (no sólo el cuerpo) cada día y mantenerla activa y bien abierta al mundo.
  6. Actividad ilusionante (moderada y sin agobios) y ocupación gratificante (autorrealiación): Seguir con verdadera ilusión a la espera de lo mejor que puede llegar: proyectos, ideas, logros, experiencias inusitadas. Participar en actividades de tiempo libre: Ocio y cultura, voluntariado social, manualidades y bricolage, juegos y coleccionismo, horticultura, jardinería, lectura, teatro, visita a museos y exposiciones,...
  7. Ser comprensivos y no caer en la trampa de sucumbir a las rabietas, enfados, celos y pataletas de nadie.
  8. Activar al máximo la capacidad de entusiasmo y admiración por el progreso en todas las áreas del saber y de la ciencia, acercándose a las nuevas tecnologías; no perder jamás el contacto con los jóvenes para enriquecerse y enriquecerles, y sólo mirar al pasado para llenarnos de gozo por las cosas buenas, por el bien que sin duda hicimos.
  9. Afianzarse en una sabia filosofía de vida llena de profunda serenidad y tratar de encontrar cada día un aspecto positivo que potencie todavía más el sentido que le venimos dando a nuestra experiencia. Evitar la preocupación excesiva y el nerviosismo crónico.
  10. Evitar el mal carácter, no caer en la crítica destructiva, la desilusión o la queja constante, los enfados, la ira, el rencor o el odio, que, como aseguran todos los expertos, envejecen el cuerpo y la mente.
  11. Tener siempre presente que la juventud no es una etapa de la vida, sino un estado psicológico, mental y emocional. Autoestima, plenitud amorosa e íntima y sentimiento de utilidad. Mientras nuestros sentimientos sigan siendo vigorosos e intensos y vivamos para el amor, la alegría, la belleza, la ilusión y la esperanza, seguiremos disfrutando de la juventud.
Bernabé Tierno. La fuerza del amor
  • Envejecer es el único medio de vivir mucho tiempo.
  • En la edad madura se es todavía joven, pero con mucho más esfuerzo.
  • A los veinte años reina la voluntad, a los treinta el espíritu, a los cuarenta el juicio.
  • Nada va más deprisa que los años.
  • Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta.
  • Es verdad que cuando se pasa de los sesenta son muy pocas las cosas que nos parecen disparates.
  • De mis disparates de juventud, lo que me da más pena, no es el haberlos cometido, sino el no poder volver a cometerlos.
  • La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.
  • Siempre hay un niño en todos los hombres.
  • Cuando era joven decía: “ ya verás cuando tenga cincuenta años” Tengo cincuenta años y no he visto nada.
  • Envejecer es pasar de la pasión a la compasión.
  • En los ojos del joven arde la llama, en los ojos del viejo brilla la luz.
  • La iniciativa de la juventud vale tanto como la experiencia de los viejos.
  • Los jóvenes van en grupo, los adultos en parejas, y los viejos van solos.
  • Feliz el que fue joven en su juventud y feliz el que fue sabio en su vejez.
  • Todos deseamos llegar a viejos y todos negamos que hemos llegado.
  • ESTO DE LOS AÑOS YO NO LO ENTIENDO, QUE AUNQUE ES BUENO CUMPLIRLOS, NO LO ES TENERLOS.

No hay comentarios: