Satisfacción y Bienestar Subjetivo



La FELICIDAD es la forma de valorar la vida en su conjunto. Depende de las circunstancias que nos rodean y de la interpretación que se haga de estas circunstancias. Es un estado de bienestar subjetivo (SATISFACCIÓN), y por lo tanto deseable y deseado.


La felicidad es vivir la vida de la forma que quieres, estar a gusto con lo que haces y con las personas que te rodean. Chris Peterson

  • La felicidad es la certeza de no sentirse perdido. Jorge Bucay

Muchas personas pasan buena parte de su vida luchando por lograr unos objetivos, para luego descubrir, una vez que los han conseguido, que no son felices. Tienen éxito, sí, pero se encuentran vacíos. Porque eran objetivos y deseos artificiales con los que, sin saberlo, buscaban llenar el vacío resultate de no haber reconocido y satisfecho sus necesidades reales.
La filosofía, maestra de vida. Mónica Cavallé.

La felicidad incrementa las sensaciones de reposo, da tranquilidad, de placer y fomenta la disponibilidad para enfrentarse a tareas nuevas. Se relaciona con el gozo, la sensación de bienestar, la capacidad de disfrute, el estar contento y la alegría.

La felicidad no excluye la posibilidad de momentos de dolor, pena, lucha o conflicto: Las lágrimas son naturales. Súfrelo, laméntalo y luego sigue adelante, "move on".

La felicidad es como una mariposa que intentas atrapar; cuanto más lo intentas ella más se aleja. Al fin, cansado, te sientas a descansar. Al poco rato, la mariposa silenciosamente se pone sobre tu hombro.

La Sensación de Bienestar = Placer - Infelicidad. El placer nos permite disfrutar de lo agradable que nos viene de fuera, mientras que la felicidad se alcanza cuando eliminamos todo lo desagradable que llevamos dentro y, por consiguiente, no se consigue añadiendo sufrimiento. Lo realmente importante es la sensación de bienestar (= placer menos infelicidad), que se mejora, por lo menos, disminuyendo la infelicidad.

  • Conocer las cosas que lo hacen a uno desgraciado, ya es una especie de felicidad. François de la Rochefoucauld

Teoría de la adaptación aplicada a la felicidad: Las actividades que en un momento tienen un poder de satisfacción, con la repetición se pierden. “Hay dos tragedias en la vida. Una es no conseguir los deseos del corazón. La otra es conseguirlos”. “El amor es una gran exageración de la diferencia entre una persona y todas las demás”. George Bernard Shaw. Hay que buscar estímulos que mantengan el impulso y las ganas de mantener la relación con el mismo entusiasmo que al principio.

Teoría del umbral: Para los ingresos, recursos, dinero, cultura, atractivo físico, habilidades sociales, salud hay un umbral por debajo del cual es muy difícil sentirse féliz. Por encima del umbral inferior hay una franja en la cual se da una correlación positiva con el bienestar sujetivo. Pero a un cierto nivel hay un umbral superior por encima del cual ya no se da la correlación.

No hay ninguna fórmula mágica, pero las personas que se preocupan por conocer los factores que contribuyen al desarrollo de la felicidad y se esfuerzan en optimizarlos en sí mismos, tienen más probabilidades de ser felices. De igual forma que la gimnasia desarrolla la musculatura, hay ejercicios mentales para cultivar la felicidad. Los mayores aumentos en felicidad se dan en las personas que se centran en los factores en que están más “flojos”.


“Nuestras vidas son la obra de nuestros pensamientos". Marco Aurelio. La elección es nuestra y de nadie más. Somos los dueños de nuestro destino. Vivir es elegir. Somos libres para amar -> crecer -> consumirse y también, para el odio -> hostilidad ->represión -> destrucción.


El Programa de los catorce fundamentales. Fordyce (1977):
  1. Considerar la felicidad como la prioridad más importante.

  2. Desarrollar una personalidad equilibrada y serena.

  3. Parar las preocupaciones. Reducir al máximo el estrés físico y psíquico. Levantar el pie del acelerador. Procurar vivir sin prisas, que no son buenas consejeras, y no hacer de todo un problema. Disfrutar de lo cotidiano y sencillo, de las cosas pequeñas, la vida familiar, la naturaleza, los amigos, el tiempo libre,...

    Hay que perder el interés en juzgarse a uno mismo y a otras personas, en lo conflictivo y en interpretar las acciones de otras personas. Hay que tender a dejar que las cosas sucedan en vez de empeñarse en hacer que sucedan.

  4. Ser tú mismo. Tú eres tú y nadie más que tú, lo verdaderamente esencial en tu vida, y todos los demás, por muy queridos que sean, no son nada más que meras circunstancias. Tu eres lo que hagas de ti mismo. La única persona que estará contigo toda la vida, eres tu mismo.

    Cada uno debe enfrentarse al gran reto de definir su propia escala de valores, en lugar de limitarse a seguir la escala de valores que nos ofrece la sociedad sin cuestionarla.


    Cada uno debe tender a pensar y actuar esponténeamente más que a parir de miedos.

  5. Desarrollar pensamientos, sentimientos y emociones positivas, optimistas, equilibradoras y saludables (CURAN), aunque las circunstancias no sean las más favorables. Son un antídoto contra la depresión.

    La positividad está en correlación con: la aceptación de la realidad, el aumento de las energías psicofísicas, la comprensión, el valor, la fuerza de superar dificultades con mayores niveles de conciencia, la mejora personal, el aprecio y la valoración de la vida y el amor.


    Uno se siente feliz en la medida en que experimenta emociones moderadamente positivas, pero frecuentes, junto con experiencias positivas intensas, pero ocasionales. Las emociones positivas intensas tienden a ir acompañadas de emociones negativas intensas.

  • Actividades gratificantes que convierta el tiempo libre en gozo y en relax corporal y mental: Películas cómicas, música alegre, recordar hechos agradables, felicitar, estar con los amigos, ir de excursión, viajar, comer fuera, ir a una fiesta, cantar, bailar, relaciones sexuales, practicar aficiones: lectura, espectáculos, pintar, tocar un instrumento, escuchar música, coleccionismo,....Aprender cosas nuevas.Nunca permitas que tu cerebro sea holgazán. Un cerebro holgazán es la morada del demonio. Y el nombre de ese demonio es Alzheimer.

    Intente descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear,sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.

  • Salud: Comer apropiadamente y mantenerse en forma a través del ejercicio físico es un factor de salud física y mental que contribuye a reducir el estrés: natación, ciclismo, tenis y sobre todo andar mucho. También yoga, Relajación, control de respiración, meditación y control emocional. Recuperar un sueño de calidad y cuando hay agotamiento físico; lo contrario del estrés es la relajación y no el descanso. Dormir menos de las horas necesarias (7-8 horas diarias) se relaciona con la depresión.

    Celebra y disfruta de tu salud: si es buena, mantenla así. Y si es inestable, mejórala. Y si no está en tus manos mejorarla, busca ayuda.

  • Características personales: Autoestima, autoconfianza, optimismo, extroversión y control personal. Armonía psicofísica, serenidad, sentirse en paz y a gusto con uno mismo. Amarse. Con pensamientos racionales y ajustados a la realidad. Facilita el rendimiento cognitivo, la solución de problemas, la creatividad, el aprendizaje, la memorización, la curiosidad y la flexibilidad mental.

  • Descansar y "desconectar". Saca tiempo y consigue un poco de tranquilidad para reflexionar acerca de tu estilo de vida y qué hacer al respecto. Habla del tema con tus seres queridos.Vivimos en un mundo tremendamente acelerado donde no se nos deja tiempo para pensar dónde estamos, ni a dónde vamos, ni cuales son nuestros objetivos, ni cómo conseguirlos. El mundo está cambiando tan rápido que supera a menudo nuestra capacidad de adaptación. Hay que, recuperar el control de nuestra vida, sobre todo cuando se tiene éxito, y la capacidad de decidir qué queremos hacer con nuestro tiempo en lugar de dejar que el entorno decida por nosotros. No permitir a nadie que malogre nuestra existencia, nos haga sentir culpables y bajo su control. No hay madurez, autorrealización ni felicidad posible sin libertad interior.

    Evita envolverte en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espera un poco y después retorna al diálogo y a la acción.

    Comprende qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda. La rigidez es buena en las piedras pero no en los seres humanos.


    No te enrolles en un viaje de culpabilidad. Tómate un viaje a otro país, al centro comercial o a otro pueblo cercano, pero NO a donde te lleve la culpa.

  • Eliminar complejos de culpabilidad o de inferioridad: Los complejos son una combinación de ideas, tendencias y emociones subconscientes que influyen en nuestra personalidad de forma tan poderosa, que pueden amargarnos la vida. Se imponen en nuestra vida como algo completamente natural, induciendo en nuestra conciencia sensaciones de culpabilidad, inseguridad y miedo, que son las que nos incitan a la violencia, como un medio de protección, cuando nos sentimos humillados e inferiores a los demás.

    Si hemos de tenerlos bajo control, lo primero que debemos hacer es conocerlos, analizarlos y tomar las medidas necesarias para que no nos perjudiquen. No forman parte de nuestro yo, sino que son meras circunstancias, algunas muy nocivas, que se pueden y se deben eliminar.

    La gente nos considera muchas veces tal como nos consideramos nosotros mismos, lo que, en definitiva, equivale a que, si nosotros nos tratamos como inferiores, ellos hacen lo mismo: “Estoy seguro de que soy maravilloso y todos me tratan de maravilla”.
  • Cultivar la alegría, el sentido del humor y la risa.

  • Satisfacción vital: Valorar los logros de objetivos, disfrutar de los pequeños avances (éxitos), recompensarse y hacer comparaciones favorables. Mediante la imaginación emotiva se fantasea sobre lo que a uno le gustaría hacer y emocionarse intencionalmente con ese pensamiento.

  1. Prevenir y eliminar los pensamientos, sentimientos y emociones inútiles y negativas, desequilibradores y neurotizantes (ENFERMAN): No dejarse influir negativamente por los demás. Es mejor frecuentar personas positivas, trabajadoras, alegres, que transmiten energía positiva. Los gruñones te bajan el ánimo.

    La negatividad está en correlación con: la negación de la realidad, de la disminución de las energías psicofísicas, el miedo, el recrearse en el dolor y la búsqueda de compasión, la desesperación, el aletargamiento psíquico, la anulación de la personalidad, el odio, la hostilidad y el poco aprecio por la vida.

    Los pensamientos pueden ser: positivos, necesarios, inútiles y negativos. Debemos dejar de lado estos dos últimos. De esta forma uno se siente liviano y libre de limitaciones y preocupaciones. Para ello, debemos retraernos o transcender para despegar la mente de una situación actual manteniendo una conciencia completa, observar la escena desde una perspectiva objetiva, como lo haría una "tercera persona", para después ir cambiando paulatinamente estos pensamientos en calidad y dirección.

  • No quiera saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.

  • Separe los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.
  1. Estar orientado al aprovechamiento del momento presente: No permitir que algo pasado siga malogrando nuestra vida intensa y gozosa de cada día. Disfruta el momento ("Carpe diem"). No guarde nada para ocasiones especiales, porque cada día que vives es una ocasión especial. La vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir. Las frases “Un día..” y “uno de estos días...” han desaparecido de mi vocabulario. Si merece la pena hacerlo ahora..... ¿por qué esperar?

    El éxito es también aprovechar al máximo los momentos buenos y dar menos importancia a los momentos difíciles porque, aunque a veces se nos presenta el mundo como un gran parque temático donde lo podemos tener todo sin renunciar a nada, la realidad es que no hay éxito sin sacrificios y que todo el mundo pasa por momentos difíciles y por situaciones que escapan a su control. La ciencia de la salud. Valentín Fuster.

    • La vida hay que GOZARLA a cada segundo…Hay que vivir el presente, no el futuro. Mahatma Gandhi
  1. Bajar las expectativas y aspiraciones, para ajustarlo a nuestras posibilidades: Ser flexible, eliminar el exceso de perfeccionismo y fijarse objetivos realistas, en función del tiempo disponible, las posibilidades y las limitaciones: Metas y retos alcanzables y motivadores, ni muy fáciles (producen aburrimiento) ni muy difíciles (producen ansiedad). No se debe llegar al nivel de incompetencia, pues en él anida la infelicidad de quien se ve abrumado por las responsabilidades que le desbordan, se siente inseguro, amenazado, estresado, ... Olvídate de una vez por todas de que eres indispensable en tu trabajo, tu casa o tu grupo habitual. Por más que eso te desagrade, todo camina sin tu actuación, salvo tú mismo.

  2. Estar mejor organizado y planificar: Gestión del tiempo. Reservar tiempo para sí mismo, la familia y el trabajo: “Un tiempo para cada cosa y cada cosa a su tiempo”.
    Deja siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.
    Hay que replantearse empezar antes, o asumir el retraso o no empezar siquiera. Dividir las tareas. Priorizar las labores según la urgencia que tengan. Primero, las más importantes y complejas. Hacer una cosa cada vez y terminarla.

  3. Estar ocupado y ser más activo: Terapia ocupacional. Concéntrese en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean tus cuadros mentales, tú te cansas.

  4. Las relaciones profundas e íntimas son la fuente principal de felicidad:

    Sólo en la seguridad del amor la persona puede desarrollarse humanamente.Phil Bosmans

    El amor no hace girar el mundo, pero sí hace que valga la pena el viaje.
    Peter Jones

    El amor es encontrar en la felicidad del otro la propia felicidad.
    Leibniz

  • Familia: La gráfica de la satisfacción familiar en función del tiempo tiene forma de U.Tu casa es tu refugio. Tu familia no eres tú, está junto a ti,compone tu mundo, pero no es tu propia identidad.

  • Disfrutar de una relación de pareja segura y satisfactoria, también en lo sexual: Un buen predictor = nº de relaciones sexuales – nº de peleas.

  • Bases de unas relaciones afectivas más enriquecedoras, profundas e íntimas:
    - Confiar el uno en el otro. El único modo de ganarse la confianza del otro es demostrando que somos honestos, coherentes y personas responsables.
    - Conceder suficiente tiempo a la relación. Las actividades compartidas son ideales para crear lazos más fuertes.
    - Compartir y cambiar el sentido de la privacidad. La intimidad compartida equivale a comunicarse en dos sentidos (en saber hablar y escuchar); en reconocer cuando la pareja necesita hablar; en desarrollar un vocabulario de sentimientos que te ayude a describirte o a comprender a su pareja; en aceptar y respetar las palabras de su pareja sin emitir juicios de valor, aunque no las comparta: confiará más en ti y se abrirá más; en evitar actitudes a la defensiva o muy agresivas; en arriesgarse para desvelar nuestra intimidad: es posible que la rechacen o que la critiquen.
    - Apoyar al otro.

    "El amor no se compra ni se vende;
    se descubre en la transparencia de dos vidas;
    se construye en el diálogo y en el compromiso mutuo;
    se cultiva en el respeto;
    se alimenta en el servicio;
    se sostiene en la esperanza;
    se agiganta en el dolor;
    culmina en la donación total por un mismo ideal y una causa común."
  1. Desarrollar una personalidad sociable y extrovertida: Facilidad para hacer buenos y fieles amigos, y conservarlos. Ayuda a superar el estrés, a prevenir desórdenes mentales y favorecer la empatía. La gente solitaria tiende a ser menos feliz. Suelen tener limitaciones en habilidades sociales, se preocupan menos de los demás, no suelen dar señales no verbales positivas, son menos extrovertidas y más neuróticas. Las relaciones son sinérgicas o positivas (amistades profundas, no a la defensiva, o no neutras) cuando buscamos ir más allá de la simple relación para producir algo en común. La persona que mantiene buenas relaciones consigo misma transmite esta percepción a los demás de forma que influye positivamente, y el bien y la felicidad que proporcionaremos a los demás nos serán devueltas multiplicadas con creces y se convertirán en nuestra propia felicidad.

  • Aprende a decir no, sin sentirte culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.
  • Los grandes amigos no se pierden en pequeñas disputas; si se pierden, es porque no eran amigos… y mucho menos grandes.
  • Deja de sentirte responsable por el placer de los otros. Tú no eres fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.
  • Pide ayuda siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.
  • Es necesario tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.
  • Competir en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.
  • Las personas que marcan la diferencia en tu vida no son aquellas con las mejores credenciales, con mucho dinero, o los mejores premios...…Son aquellas que se preocupan por ti, que te cuidan, las que de muchas maneras están contigo.
  1. Emplear más tiempo en actividades sociales: sirven de “red de apoyo”. Expresar afecto y ayudar a los demás (altruismo) en actividades de compromiso social y voluntariado, aumenta la autoestima. “Hacer el bien sin mirar a quien” es saludable. La mejor forma de ser feliz es procurando la felicidad de los demás. Las personas felices tienden a estar más interesadas y comprometidas con su entorno, disfrutan con lo que hacen y le dedican más tiempo.

    La sensación de hacer algo por otros
    , de contribuir a la comunidad, es básica para que la persona se sienta feliz y realizada. Quienes sólo trabajan pensando en sí mismos son extremadamente vulnerables y tarde o temprano llegan a un punto en que se dan cuenta de que ya han hecho todo lo que podían y de que ya no pueden hacer nada más. Y esto explica en parte que las personas que están en la cima de la jerarquía social no sean en conjunto más felices que las de clase media o baja.

    La óptica microscópica del pusilánime (del apocamiento del ánimo), los avaros, miopes y de los pulgones resulta abandonada por las vastas panorámicas del magnánimo (de la grandeza del alma).R.A. Gauthier

    El éxito consiste en disfrutar de lo que haces, en saber que haces lo que debes y en dar a la sociedad todo lo que puedes; esta sería la situación ideal.

    Hay
    muchas personas que consiguen todo el éxito social al que podían aspirar y sin embargo fracasan en su vida personal. El éxito social es irrelevante, la vida dura lo que un abrir y cerrar de ojos y, cuando uno se muera, a la semana siguiente ya nadie se acordará de quienes eran, así que yo apuesto por el éxito personal. Por disfrutar de lo que hacen y por ayudar a los demás.

    La ciencia de la salud. Valentín Fuster.

  • Lo único que los muertos se llevan a la tumba es lo que dieron. De Wirt Wallace
  1. Satisfacción profesional: Ser productivo en un trabajo significativo. Aquí se considera que el trabajo es la actividad o esfuerzo de un individuo realizado con el propósito de proporcionar bienes o servicios de valor a los demás. Es importante para nuestra autorrealización y satisfacción personal, y está dentro de nuestro proyecto de vida. Produce menos cambios de ocupación y menos absentismo. Debe estar compaginado con actividades de ocio satisfactorias.

Sentirse bien en un trabajo ajustado a nuestra personalidad, que no sea aburrido o relajado (repetitivo que requiera poca habilidad), ni tampoco que produzca ansiedad. Entre ambos extremos hay una franja en la que existe el reto motivador, que está a la altura de las propias habilidades. Ver también tabla de “Riesgos en la satisfacción y organización laboral”, y tabla de “Prevención de riesgos laborales” en la columna izquierda.

En el trabajo se obtienen ciertas “vitaminas” que contribuyen a prevenir el malestar: autoestima, reconocimiento, control, uso de habilidades, objetivos, variedad, futuro, disponibilidad de dinero, seguridad, contactos interpersonales, posición social, respiro del entorno familiar, etc. Estos factores, al igual que las vitaminas, no tienen efectos lineales: a medida que aumenta el sueldo tiende a producir una mayor satisfacción, pero sólo hasta cierto límite en que ya no tiene mayor efecto.

Educación emocional y Bienestar, Rafael Bisquerra

  • Trabajar para vivir y no, vivir para trabajar.Vivir más, trabajar menos. Me ganaba la vida, pero no la vivía (el lamento más habitual de los enfermos terminales). Elisabeth Kübler-Ross. Evita que el trabajo controle tu vida y así, tener más tiempo para sus intereses personales y para tus seres queridos. Nadie, en su lecho de muerte, ha dicho jamás: "Ojalá hubiera pasado más tiempo en el trabajo".Vivir una vida más plena y menos estresada es tu responsabilidad.
  • Las presiones laborales reducen nuestra libertad personal, aumentan nuestra carga de trabajo y sobre ellas no tenemos ningún control. Sumadas a las presiones personales, pueden transformar nuestra vida en un infierno. Trabajamos cada vez más rápido, nos conectamos muchas horas, comemos en nuestras mesas, nos llevamos trabajo a casa, llamamos durante las vacaciones, y aun así tememos perder nuestros empleos. El precio que pagamos son la ira, el cansancio, la soledad y una menos intimidad con los seres más queridos.

Las presiones competitivas de las empresas obligan a los directivos a conseguir mayor productividad con un menor número de gente. Aunque estos esfuerzos aumentan los beneficios, también comportan largas y extenuantes jornadas laborales que terminan por agotar y desanimar a los empleados mejor dispuestos. "Tengo un tabajo de media jornadas, ¡de 12 horas! Otras presiones: 1) Presión para obtener beneficios, reducir costes, para cumplir con el presupuesto u obtener crecimiento inmediatamente. "Si no se logra, tal vez no exista futuro". 2) La cultura de la empresa. 3) Presión para atender a más clientes. 4) Cambio veloz. 5) Pesadas cargas laborales.

Vivir más, trabajar menos. Downshifting: una nueva opción de vida.John J. Drake


  • Vivir para estar mejor, estar mejor para hacer más, hacer más para ser más, ser más para ser mejor, ser mejor para darse más, darse más para morir bien, morir bien para trascender bien, trascender bien para contribuir a la evolución. Bernabé Tierno. La fuerza del amor
  • En realidad, vivir no es otra cosa que seguir aprendiendo un poco más, pero gozosamente, cada instante que pasa y experimentar cómo ese aprendizaje nos renueva y construye de manera constante. Aprendemos, nos renovamos y crecemos mediante actos conscientes al enfrentarnos con el dolor, con los fracasos y los éxitos, con los contrastes y con las debilidades propias y ajenas, con las luces y las sombras, pero sin perder de vista jamás el único horizonte que debe servirnos como referencia y como guía: el amor. Bernabé Tierno. La fuerza del amor
  • Si no salvo mis circunstancias, no me salvo yo. Ortega y Gasset
  • En esta vida, no todo es trabajar. Antiguo proverbio
  • El primer deber del ser humano es desarrollar todo lo que posee, todo aquello en que él mismo puede convertirse. André Maurois
  • ¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades? Germaine de Staël
  • "A montar en bici, se aprende montando; a escribir escribiendo; a hablar, hablando; a pensar, pensando; a amar, amando y a vivir, viviendo. No desaprovechéis ni un solo momento de vuestra vida. Es un mal negocio. ¡Ah! Y contadme qué se siente sabiendo que sois capaces de hacer felices a vuestros demás". "En cuanto a la vida, hay que dejarla en donde sea, pero gastarla, exprimirla, vivirla". Juan Andivia Gómez
  • La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Jorge Santayana

"Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo. Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar. Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no se atreve a cambiar el color de su vestimenta o bien no conversa con quien no conoce. Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, justamente estas que regresan el brillo a los ojos y restauran los corazones destrozados. Muere lentamente quien no gira el volante cuando esta infeliz con su trabajo, o su amor, quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sensatos... ¡Vive hoy! ¡Arriesga hoy! ¡Hazlo hoy! ¡No te dejes morir lentamente! ¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ! Muere lentamente" Pablo Neruda