Si el siglo XX fue el de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el XXI debe ser el de la Declaración de Deberes



Necesitamos fijar más responsabilidades
en tratados internacionales. Reclamar más medio ambiente que ética. Nuestra ética debe basarse en no desear a los demás lo que no queremos para nosotros y ser conscientes de que lo mismo que no nos hubiera gustado que nuestros antepasados talaran nuestros bosques, a los que vengan detrás, tampoco. JOSTEIN GAAJOSTEIN GAARDER