La influencia de la belleza está ahí



Hoy en día, ser guapo no garantiza el éxito, pero lo pone al alcance de la mano:
  • En el tema judicial, a los guapos se les condena a penas más leves; se duda más de las pruebas incriminatorias cuando inculpan a una persona atractiva y se tiende a no creer a los testigos.
  • Los peatones están más dispuestos a ayudar a una persona atractiva que busca la dirección de una calle.
  • En la selección de personal.
  • Las pacientes más guapas ingresaban menos veces, sus estancias duraban menos; tenían pocas probabilidades de que se les diagnosticara un trastorno grave. Claro que habría que saber cuántas de estos beneficios son, a la larga, prejudiciales.
Su influencia es, en general, inconsciente. Debemos considerar este hecho en nuestras decisiones y en el trato con los demás.

El hábitat del unicornio. Luis Muiño

No hay comentarios: