Supera las dudas que te impiden avanzar

Si tienes algunas de éstas señales de alarma (prisa extrema, impulsividad, sensación de peligro, visión catastrofista, vulnerabilidad, decepción, crisis personal o familiar, victimismo), es que tus dudas se deben más al miedo que a situaciones reales de amenaza o peligro.

Si miras los problemas como desafíos o retos a alcanzar siempre verás oportunidades para crecer en todo lo que hagas, porque el miedo te paralizará e impedirá que vivas la vida plena que mereces. No te resistas ya que todo lo que se resiste “persiste” y controla ésas emociones internas para que no sufras innecesariamente.

Lo más importante es que tengas claro cuáles son tus valores y principios que harán que tomes el camino correcto y que a cada paso que des estés seguro y sientas que avanzas en la dirección correcta. Hay que entrenarse para ello, sobre todo, al principio. Tu fortaleza o debilidad dependerá de tus saludables hábitos mentales entre ellos:
    • Cree en ti mismo.
    • Acéptate tal cuál eres y descubre algo nuevo de ti cada día.
    • Disfruta lo que haces.
    • Cada día intenta sentirte bien.
    • Potencia tu sentido del humor.
    • Admite que tienes limitaciones e intenta superarlas.
    • Aprende del error.
    • No te atormentes en los momentos complicados.
    • Cuando estés bajo de ánimo refuérzate y prémiate.
    • Confía en tu capacidad y posibilidad.
    • No te agotes físicamente.
    • Impúlsate hacia lo que puedes cambiar y no te recrimines por lo que no fuiste capaz de lograr.
Tienes que superar ésa debilidad debido a ésos pensamientos que no te ayudan y buscar constantemente ése equilibrio emocional para superarla.
Como en el libro del “Caballero de la armadura oxidada”, plantea sabiamente Fisher…

 “El conocimiento de uno mismo puede matar al dragón del miedo y de la duda”



Fuente: Muévete en tú trabajo como Ingeniero y supera las dudas que te impiden avanzar - de Beatriz Muñoz Solomando