Comportamiento humano en jerarquías: Principio de Peter, Ley de Parkinson y Ley de Putt

LITERATURA P sobre reflexiones sobre el comportamiento humano en jerarquías: Principio de Peter, Ley de Parkinson y Ley de Putt: 

1) El PRINCIPIO de incompetencia DE PETER (1969): Las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, tal que cuando no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, alcanzan su máximo nivel de incompetencia.
COROLARIOS: a): Con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones. b) El trabajo es realizado por aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia.

2)LEY DE PARKINSON (1957): 1º)El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización, y no al revés. En consecuencia las organizaciones crecen al margen de su utilidad práctica. COROLARIOS: a): Un funcionario quiere multiplicar subordinados, no rivales. b: Los funcionarios se crean trabajo unos a otros. 2º) Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos. 3º) El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia.

3)LEY de PUTT (1981): El mundo de la técnica está dominado por dos tipos de personas: Los que entienden lo que no dirigen. Los que dirigen lo que no entienden. COROLARIO: Cada jerarquía técnica, con el tiempo, desarrolla una inversión entre competencia e incompetencia. Esto garantiza que las personas técnicamente competentes sigan directamente a cargo de la tecnología actual, mientras que los que no tienen competencia técnica forman parte de la dirección.

Enlaces:

El perfil de un líder

[Artículo en construcción]

Ser un jefe ideal según Randstad (fuente: El Jefe ideal - Nuevas Empresas y Nuevos Trabajadores para Nuevos Tiempos ): 
  1. Capacidad de resolución. Reducir los problemas a lo realmente importante y tomar decisiones asumiendo las consecuencias de sus ideas. Coordinar el tiempo de trabajo y eliminar aquellas tareas innecesarias.  Ejemplo a seguir, se le nota ilusión. Promotor del cambio. Creatividad e innovación. Capaz de aprender de los demás. No tiene miedo de rodearse de los profesionales más aptos para aprender de ellos y conocer el mejor resultado en aquello que hacen.
  2. Pertenencia a un grupo. Un miembro más, transmite un objetivo común al resto. Capacidad de comunicación fluida, transparente (honesta), directa y respetuosa. Conciliador. Promover la buena relación dentro del grupo, comprensión a la hora de entender a los demás y capacidad de diálogo. No impone sus opiniones, sino que convence a sus colaboradores. Motivador para reforzar las carencias e impulsar los puntos fuertes de cada uno de sus colaboradores para ayudarles en su formación profesional. Saber delegar y confiar en los colaboradores. Estandarte de la compañía. Traslada los valores y la visión de esta para hacer que sus colaboradores se sientan parte importante de ella. 
Ser jefe excelente, es cuestión de combinar liderazgo y motivación así como compartir una manera de entender la empresa que hace que los empleados también se impliquen y disfruten trabajando.
  1. Los negocios son un ecosistema, no un campo de batalla. Se pueden formar simbiosis para sacar ventajas, sin importar que sean con competidores.
  2. Una empresa es una comunidad, no una máquina, una colección de personas con esperanzas y sueños que, conectan en pos de un propósito más alto. Para lograrlo tratan de incitar a la colaboración y la búsqueda del bien para todo el equipo.
  3. Dirigir es servir, no controlar, marcando un camino y tratando después de que sus empleados tengan a su disposición las herramientas necesarias para atravesarlo y llegar al objetivo marcado. De esta forma apoyan la toma de decisiones, dejando a los empleados tomar sus propias decisiones.
  4. Los empleados son colegas, no hijos, como a iguales y los hacen sentir las personas más importantes de la empresa, lo que sirve para que los empleados sean capaces de hacerse dueños de su destino.
  5. La motivación es fruto de una visión, no del miedo, de lo que quiere, de su futuro.
  6. El cambio se equipara al crecimiento, no al dolor
  7. La tecnología potencia la empresa, no la automatiza. Además de permitir controlar y pronosticar mejor, también para fomentar la creatividad y mejorar las relaciones. 
  8. El trabajo no debe ser cansado, sino divertido.


Liderazgo es una cualidad que posee una persona o un grupo, con capacidad, conocimientos y experiencia para dirigir a los demás.
  • “Liderar el entusiasmo es mucho más productivo que gestionar la obediencia”. Fredy Kofman.
  • ”La persuasión es la exquisita mixtura entre obligar y convencer” Ortega y Gasset
El buen liderazgo debería ser como en el judo, donde NO se trata tanto de forzar como de canalizar el impulso de los demás hacia los objetivos.


¿ Qué se espera del líder?
  • Adaptabilidad
  • Confianza en sí mismo
  • Educación
  • Energía
  • Entusiasmo
  • Inteligencia
  • Madurez emocional
  • Presencia
  • Sociabilidad
  • Empatía (ponerse en el lugar del otro, escucha activa...)
  • Coherencia (hacer lo que dice)
  • Respeto al grupo (reconocer méritos ajenos)
  • Autenticidad.
  • Juicio y criterio propio orientado
  • Colaboración
  • Sentido de pertenencia al grupo
CRISIS DE LIDERAZGO: “El clavo que sobresale se lleva los mejores martillazos”. Proverbio japonés

Se precisa más que “Líderes de líderes” Vs “Líderes del día a día”, requiere:
  • TENER UNA VISIÓN
  • CREER PARA CREAR EN UNA MISIÓN
  • GENERAR COMPROMISOS
  • CAPACIDAD DE GESTIÓN
  • TENER UN ESTILO persuasivo
Requiere habilidades: sociales asertivas, comunicativas, negociadoras.

Es fundamental que los líderes valoren, motiven, estimulen, refuercen y saquen todo lo mejor de cada trabajador.

Para ser un buen líder hay que tener una mentalidad de ganar/ganar, es decir, poner en marcha las dotes humanas de la autoconciencia, la imaginación, la conciencia moral y la voluntad en las relaciones con los demás. Implica un aprendizaje recíproco, influencia mutua, beneficios compartidos… el camino del liderazgo es un camino de autodescubrimiento, de exploración hacia la comprensión de que nadie puede crecer sino ayuda a los demás a crecer y evolucionar hacia su mejor ser.

Se ha de primar a las personas no como un medio para lograr los resultados sino como un fin en sí mismo y dándoles el valor que se merecen, para que descubran la mejor manera de actuar en sus funciones y dejarles que desarrollen todo su saber, busquen objetivos comunes y puntos de vista que les unan en vez de separarlos.

Si todos reflexionáramos acerca de “lo mejor” que podríamos hacer para conseguir mejores resultados, seguramente pondríamos en marcha todo ése potencial que nos hace ser brillantes cuando hacemos un trabajo con ilusión, entusiasmo y confianza. Y como dijo Harry Firestone:

“Obtendrás lo mejor de los demás cuando des lo mejor de ti mismo”.



ESTILOS DE LIDEREZGO: el FEO, el MALO y el BUENO

1. EL FEO

     el AUTOCRÁTICO
  • Basado en el principio de autoridad
  • El jefe ordena y debe ser obedecido
  • Se imponen las ideas al grupo
     el PATERNALISTA
  • Prevalecen los intereses personales sobre las de la organización
  • No informa de objetivos, da consignas
  • En el grupo tiende a haber tensiones, competitividad y falta de motivación
2. “LAISSEZ FAIRE....” EL MALO “LAISSEZ FAIRE....”
  • “Dejar hacer, dejar pasar”
  • Basado en exigiendo lo mínimo se consiguen los objetivos
  • El jefe se abstiene de guiar, no da consignas y deja hacer al propio grupo.
  • Para evitar conflictos se inhibe de ejercer la autoridad o el control
  • En el grupo suele haber una agresividad latente
3, EL BUENO DEMOCRÁTICO (Participativo o transaccional)
  • Se valora el trabajo y la persona.
  • Las decisiones se toman entre el jefe y el grupo.
  • La función del jefe se basa en la coordinación (facilitador)
  • El grupo consigue los objetivos
 
Todos y cada uno de nosotros tenemos una visión que nos mueve a intentar alcanzar unos objetivos, unas metas, unos principios por cumplir. La visión se nos muestra como un sueño, una experiencia que nos impulsa a dar lo mejor que hay en nosotros.

Es lo que mueve que gente común consiga resultados excelentes, porque sabe que en su interior está el motor de arranque para el despegue, es ésa fortaleza innata que poco a poco van adquiriendo a través de las experiencias, lo que les va a acercar a sacar su potencial, para encontrar un sentido en aquello que se enfoquen. Con la ayuda de la imaginación no sólo conseguirás lo que es razonable sino que llegarás hasta donde es posible…

La visión se muestra como una experiencia, una forma de vivir que te trae aquí y ahora y hace que a través de la imaginación te permita ver más allá. Crea tus imágenes para acercarte a ésa realidad tangible que ahora no ves, despierta tus emociones que te hagan sentir que tienes ya eso que tanto quieres, escucha tus emociones. ¿Cómo podrías hacerlo?… pregúntate:
  1. ¿Cómo es aquello que quiero?.
  2. ¿Cómo me siento estando allí?.
  3. ¿Cuáles son las consecuencias en mi vida de estar allí?.

Para que puedas dar respuesta a éstas preguntas tienes que salir de tu mundo externo y tener momentos de introspección a solas y en silencio para descubrir dónde quieres de verdad ir… cuando uno menos se lo espera, de la mente florece un pensamiento, una emoción, una vivencia que te hace entender y descubrir todo lo que antes estaba oculto de ti mismo.

El gran reto está en tener la disciplina para perseverar y tener paciencia en que aquello que quieras emprender es realmente el rumbo acertado para ti que quieres seguir.


El verdadero líder no quiere seguidores, gente sumisa a su alrededor acatando órdenes sin más, quiere nuevos líderes que hagan crecer su visión porque sabe que para que una idea o proyecto crezca hace falta un equipo que lleve a cabo todas ésas ideas.

El líder crea una visión que inspire y mueva en los demás a descubrir su verdadero potencial, con ello está aportando entusiasmo e ilusión en tus colaboradores, desarrollando hábitos y competencias que harán realidad los sueños, que lo que hagan valga la pena para ellos y tenga un sentido.

Si quieres sacar lo mejor de ti centra tu mente y:
  • Confía, apoya, se paciente, tolerante y ayuda a tus colaboradores para que se superen por encima de sus aparentes limitaciones.
  • Motiva e ilusiona para que aumente la productividad y el buen clima de trabajo, creando oportunidades ante las dificultades, transmite con tus palabras, tus gestos y tus acciones. Siempre hay una solución para todo si hay compromiso y se aprende a explorar en lugar de criticar. Da ejemplo no diciendo sino haciendo las cosas de la mejor manera posible.
  • Se generoso y comparte la información no solo cuando sea necesario, facilita el trabajo a los demás para que todo sea más fácil y llevadero.
  • Se abierto de mente para no tomarte cualquier comentario de manera personal por desagradable que parezca. Escucha los puntos de vista de los demás, sin connotación personal y te ayudará a abrir posibilidades, mirar con perspectiva para rectificar, mejorarte a ti mismo y crecer como persona.
  • Preocúpate por conocer a las personas, pasa tiempo con ellas para averiguar lo que necesitan, lo que les ilusiona, lo que les angustia y cómo interpretan el mundo.
  • Se coherente en lo que dices y haces ganando credibilidad en los demás. Cuando haces lo que dices la gente te seguirá y creerá en ti. No luches por intentar ser visto como alguien que no eres, busca la transparencia en la comunicación y no la superficialidad.
  • Facilita que las ideas y valores que quieres propiciar sean entendidas por todos ya que cada uno tiene una forma diferente de observar la realidad.
  • Descubre que el universo es infinito y abundante para todos. Busca ésa unión y cooperación en todo lo que hagas. Comparte en lugar de dominar y poseer. Acepta en lugar de rechazar.
Si los pasos que das día a día son pequeños no es lo importante, lo verdaderamente esencial es que los des con la grandeza de tu espíritu.


Enlaces:

El HUMOR y la ALEGRÍA son emociones positivas

Busca momentos para reírte de forma habitual y explorar ésos momentos que hagan sentirte mejor. Rodéate de personas alegres, que te hagan reír y que te transmitan energía contagiándote de emociones positivas.

Ríete sobre todo por las mañanas para comenzar el día con optimismo, al mediodía para que tengas una digestión más ligera y por la noche para evitar el insomnio. Lee el periódico empezando por detrás y sobre todo lee el chiste o la viñeta. Cuando estés decaído ve películas cómicas. Procura tener una videoteca de películas cómicas para esos momentos de desánimo.La risa: el mejor hábito a practicar para beneficiar a tu mente - Beatriz Muñoz Solomando

La ALEGRÍA es una emoción positiva que se produce con los sucesos favorables: relaciones con los amigos, satisfacciones básicas (comer, beber, sexo) y experiencias exitosas.
La ALEGRÍA es un "sí" espontáneo a la vida que nos brota de dentro, a veces cuando menos esperamos. Un "sí" a lo que somos, o mejor, a lo que sentimos ser. La máxima gratificación que puede darnos algo es la alegría. Quien tiene alegría ya ha recibido el premio máximo y no echa de menos nada; quien no tiene alegría es un miserable que carece de lo más importante. Ética para Amador. Fernando Savater.
El humor es un guiño en busca de auténticos “compañeros vitales” que puedan compartir con nosotros la aparición gozosa y a veces demoledora del sinsentido en el orden rutinario de los significados establecidos. Nada es tan sociable ni une tanto como el sentido del humor: por eso cuando en una reunión amistosa se oyen muchas risas o se intercambian abundantes sonrisas decimos que “lo están pasando bien”. Es decir, que se encuentran a gusto reconociéndose unos a otros. Hasta quien ríe solo en verdad ríe a la espera de las almas gemelas que puedan unirse a reír con él.
Las preguntas de la vida. Fernando Savater.

  • La ALEGRÍA, cuanto más se da y se gasta, más queda. R.Waldo Emerson
  • La mejor manera de ALEGRARSE, es (intentar) alegrar a los demás. Mark Twain
Me dormí y soñé que la vida era ALEGRÍA;
Desperté y vi que la vida era SERVICIO;
Serví y encontré LA ALEGRÍA. Tagore
Relativizar situaciones conflictivas es saludable. El HUMOR y la risa contrarrestan las experiencias de emociones negativas; hace posible expresar sentimientos negativos sin provocar estrés; ayuda a prevenir enfermedades físicas y mentales; alegra la vida; intensifican la confianza entre las personas; se recuerda mejor acontecimientos positivos y palabras agradables; preparan el organismo para experimentar placer sensorial; amortigua el estrés, reducen el malestar y el dolor; bajan la tensión. Durante la risa hay una postura relajada y una bajada del tono muscular.
Educación emocional y Bienestar, Rafael Bisquerra
  • Es más fácil obtener, lo que se desea, con una SONRISA que con la punta de la espada. William Shakespeare
  • La risa nos mantiene más razonables que el enojo. Duque de Levis

Un jardín de flores, da ALEGRÍA.
Sus semillas crean ESPERANZA.
El “SOL” las alimenta.
Que el AMOR llene de ALEGRÍA el JARDÍN de nuestras VIDAS

  • La alegría amplía el ánimo, es decir, lo contrario de la angustia, que lo oprime. Es un sentimiento de dilatación, de ampliación, de fertilidad. Aprender a vivir. José Antonio Marina
  • Hay personas que son felices sin ser alegres, y también hay personas que son alegres sin ser felices. La risoterapia no tiene ninguna base científica.La ciencia de la salud. Valentín Fuster.
  • La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano. Victor Hugo
  • No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella. Elbert Hubbard
  • La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son.Winston Churchill
  • Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías esperando la gran FELICIDAD. P.S.BucK

ESTRÉS. VIVIR AL LÍMITE


El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que se producen diferentes mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante y que puede desencadenar una auténtica angustia. 

La situación de estrés se va a producir cuando una persona desea responder a las demandas de su entorno o ambiente, pero percibe que no dispone de los recursos para hacer frente a ésa situación. Puede darse por imposiciones de gente irrazonable ocupando cargos directivos, compañeros de trabajo desagradables e insensatos que sólo pretenden manipular, sobrecarga de trabajo... Las respuestas que se producen ante el estrés son principalmente tres: ataque, huida o bloqueo.

Hay que reconocer el estrés incipiente para tratar de cortarlo de raíz antes de que entre en la dinámica de círculo vicioso del estrés crónico. El estrés crónico se retroalimenta, genera más estrés, (por ejemplo, el estrés produce más cansancio que, a su vez, produce más desbordamiento y por lo tanto más estrés) y es fácil que se amplifique hasta el punto de que baste la amenaza de una amenaza para sentirse agobiado. Algunas personas, incluso aquellas que no suelen exteriorizar sus emociones, pueden llegar al límite y estallar como una olla a presión.
 
Síntomas que pueden aparecer:
  • Físicos: morderse las uñas, apretar los dientes, una sensación de cansancio, dolores de cabeza, molestias digestivas, trastornos en la alimentación o insomnio, ...
  • Psicológicos: mal humor, ansiedad, miedos, fobias, conductas obsesivas, sentimientos pesimistas, sentimientos de sentirse incomprendido o poco valorado, ataques inesperados de llanto, o incluso de risa, y ganas de romper con todo. Uno se siente desbordado y puede conducir a una sensación de frustración y a una crisis personal.
Es importante que haya alguna persona próxima en quien confíe, a quien haga caso y que le pueda advertir y ayudar si cree que lleva el rumbo de colisión. Porque uno no es imparcial consigo mismo y lo que suele ocurrir es que la gente lo acepta como parte de su vida, y se siente capaz de tolerarlo, hasta que un día lo embiste.
Soluciones que no funcionan
  1. El alcohol y los fármacos tranquilizantes son paz para hoy, nervios para mañana; relajan, pero no resuelven el problema, son un parche, que a la larga puede deteriorar aún más la capacidad de resolver problemas y agravar los sentimientos negativos asociados al estrés. Y son igualmente adictivos.
  2. Levantarse y tomarse un respiro, o fumarse un cigarro o buscarse una chocolatina, para interrumpir una actividad estresante. Todo esto puede aportar un alivio momentáneo, incluso evitar una crisis de estrés agudo, pero no rompe el ciclo del estrés, porque el estrés crónico no es una tormenta que se disipe en 15 minutos sino todo un sistema de altas presiones que tarda mucho más en formarse y mucho más en resolverse.
Soluciones que funcionan para disipar tensiones, y que se buscan según lo que le vaya mejor a uno:
  1. Aprender a convivir con las presiones y los conflictos laborales o familiares. Desarrollar habilidades para afrontar y resolver problemas: generar alternativas, análisis, "pros y contras" y tomar decisiones.
  2. Aprender a gestionar el tiempo, a evitar el exceso de ambiciones,no perfeccionismo, vivir sin tantas prisas. Ser flexible y aprender a decir no a peticiones no deseadas. Desconecta de la rutina de agitación y de los problemas para equilibrarte a nivel mental, da un paseo de 5 minutos. Planea momentos para no hacer nada aunque sean cortos.
  3. Se pueden emplear actividad física, comer apropidamente, actividades de ocio, actividades sociales.
  4. Alíate con tus emociones positivas, la risa, la alegría, el sentido del humor y  practícalo. Fomenta la empatía, ése talismán que potencia y reaviva lo positivo cuando nos ponemos en el lugar de los demás.
  5. Técnicas de relajación, meditación, Control de respiración, yoga, catarsis y sueño de calidad.  
  • Cultiva la conciencia plena, es decir, presta atención al momento presente con una conciencia de no juzgar nada y no reaccionar a los pensamientos o los sentimientos que te puedan pasar por la mente.
  • Respira con el abdomen para conseguir calmarte ante situaciones de enfado o ira.
  • Usa tú imaginación para visualizar hechos o personas en situaciones absurdas o ridículas.

Recuerda que puedes conseguir controlar el estrés, sólo tú decides si 
  1. ponerte del lado de la desesperanza, de no encontrar salida o 
  2. poner tú atención en la mejora por buscar la comunicación, en cambiar tu dialogo interno y enfocarte en ésas emociones positivas, para conseguir una actitud que te acerque a tú libertad personal para alcanzar tu bienestar y el de los demás.

Fuentes:

Supera las dudas que te impiden avanzar

Si tienes algunas de éstas señales de alarma (prisa extrema, impulsividad, sensación de peligro, visión catastrofista, vulnerabilidad, decepción, crisis personal o familiar, victimismo), es que tus dudas se deben más al miedo que a situaciones reales de amenaza o peligro.

Si miras los problemas como desafíos o retos a alcanzar siempre verás oportunidades para crecer en todo lo que hagas, porque el miedo te paralizará e impedirá que vivas la vida plena que mereces. No te resistas ya que todo lo que se resiste “persiste” y controla ésas emociones internas para que no sufras innecesariamente.

Lo más importante es que tengas claro cuáles son tus valores y principios que harán que tomes el camino correcto y que a cada paso que des estés seguro y sientas que avanzas en la dirección correcta. Hay que entrenarse para ello, sobre todo, al principio. Tu fortaleza o debilidad dependerá de tus saludables hábitos mentales entre ellos:
    • Cree en ti mismo.
    • Acéptate tal cuál eres y descubre algo nuevo de ti cada día.
    • Disfruta lo que haces.
    • Cada día intenta sentirte bien.
    • Potencia tu sentido del humor.
    • Admite que tienes limitaciones e intenta superarlas.
    • Aprende del error.
    • No te atormentes en los momentos complicados.
    • Cuando estés bajo de ánimo refuérzate y prémiate.
    • Confía en tu capacidad y posibilidad.
    • No te agotes físicamente.
    • Impúlsate hacia lo que puedes cambiar y no te recrimines por lo que no fuiste capaz de lograr.
Tienes que superar ésa debilidad debido a ésos pensamientos que no te ayudan y buscar constantemente ése equilibrio emocional para superarla.
Como en el libro del “Caballero de la armadura oxidada”, plantea sabiamente Fisher…

 “El conocimiento de uno mismo puede matar al dragón del miedo y de la duda”



Fuente: Muévete en tú trabajo como Ingeniero y supera las dudas que te impiden avanzar - de Beatriz Muñoz Solomando

14 Tips to Get Things Done

    • Less Talk, More Action “Well done is better than well said.”
    • Don’t Procrastinate “Never leave that till tomorrow which you can do today.”
    • Be Prepared “By failing to prepare, you are preparing to fail.”
    • Don’t Fight Change “When you’re finished changing, you’re finished.”
    • Get Moving “All mankind is divided into three classes: those that are immovable, those that are movable, and those that move.”
    • Avoid Busywork “Never confuse motion with action.”
    • Give Yourself Permission to Make Mistakes “Do not fear mistakes. You will know failure. Continue to reach out.”
    • Act Quickly on Opportunities “To succeed, jump as quickly at opportunities as you do at conclusions.”
    • Continue to Grow “Be at war with your vices, at peace with your neighbors, and let every new year find you a better man.”
    • Keep Going “Diligence is the mother of good luck.”
    • Know Yourself “There are three things extremely hard: steel, a diamond, and to know one’s self.”
    • Don’t Self-Sabotage “Who had deceived thee so often as thyself?”
    • Don’t Give Up “Energy and persistence conquer all things.”
    • Wise Up “Life’s tragedy is that we get old too soon and wise too late.”
By Benjamin Franklin

Siete pasos para vencer el dominio del ego y la vanidad - Wayne Dyer

He aquí siete recomendaciones destinadas a evitar que te identifiques en una clave falsa con el ego y la vanidad.
  1. No te sientas ofendido. Es tu ego en plena acción, convenciéndote de que el mundo no debería ser como es. Por supuesto, actúa para erradicar los horrores del mundo, que emanan de la identificación masiva con el ego, pero vive en paz. Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.
  2. Libérate de la necesidad de ganar. Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Es imposible ganar todo el tiempo. Si tu cuerpo no rinde para ganar ese día, sencillamente no importa, si no te identificas exclusivamente con tu ego. Adopta el papel de observador, mira y disfrútalo todo sin necesitar ganar un trofeo. Vive en paz, irónicamente, aunque apenas lo notes, en tu vida surgirán más victorias a medida que dejes de ir tras ellas.
  3. Libérate de la necesidad de tener razón. El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demás se equivoquen.  El Espíritu creativo es bondadoso, cariñoso y receptivo, y está libre de ira, resentimiento y amargura. «¿Qué quiero? ¿Ser feliz o tener razón?». 
  4. Libérate de la necesidad de ser superior. La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Cuando proyectas sentimientos de superioridad, eso es lo que te devuelven, y te lleva al resentimiento y en última instancia a sentimientos de hostilidad.
  5. Libérate de la necesidad de tener más. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente. Te verás luchando continuamente y eliminarás la posibilidad de alcanzar la meta, pero en realidad ya la has alcanzado, y es asunto tuyo decidir cómo utilizar el momento presente de tu vida. Irónicamente, cuando dejas de necesitar más, parece como sí te llegara más de lo que deseas. Como estás desapegado de esa necesidad, te resulta más fácil transmitírselo a los demás, porque te das cuenta de lo poco que necesitas para sentirte satisfecho y en paz. Creas, atraes lo que deseas hacia ti y te desligas, sin exigir que se te presente nada más. 
  6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros. Puede resultar un concepto difícil si piensas que tú y tus logros sois lo mismo.
    Fíjate en todo y agradece las capacidades que te han sido concedidas, la motivación para lograr cosas y las cosas que has acumulado, pero atribúyele todo el mérito a la fuerza de la intención que te dio la existencia y de la que formas parte materializada. 
  7. Libérate de tu fama. La fama que tienes no está localizada en ti, sino en la mente de los demás y, por consiguiente, no ejerces ningún control sobre ella. Si te preocupas demasiado por cómo te van a percibir los demás.  No hay nada que no puedas hacer, a menos que te desconectes de la fuerza y te convenzas de que tu meta consiste en demostrarles a los demás tu superioridad y autoridad y dediques tu energía a intentar ganar una fama extraordinaria entre el ego de los demás. Mantén tu propósito, deslígate de los resultados y acepta la responsabilidad de lo que reside en tí: tu carácter. Deja que otros discutan sobre tu fama; no tiene nada que ver contigo.

    Lo que pienses de mí no es asunto mío.



    Extracto del libro "El poder de la intención" de Wayne Dyer

¿Qué son los límites?

La idea de poner límites a veces confunde a las personas, pues temen a la reacción que recibirán. Entonces se resignan a tolerar lo intolerable, pensando que así mantienen intacta la relación.

La realidad es que para que las relaciones sean verdaderamente íntimas y profundas, para que exista respeto y comunicación, deben establecerse límites claros y firmes. De lo contrario, la relación se llena de abusos y de resentimientos, y poco a poco va deteriorándose.

Los límites son líneas imaginarias que la persona pone a su alrededor para protegerse, tanto física como emocionalmente, de aquellos que pueden agredirla, molestarla, ofenderla o abusar de ella. Te damos las claves para implementarlos en tu vida y darte a respetar.
 

1. Date permiso para poner límites. No necesitas la aprobación ajena. Tampoco que los demás entiendan tu posición. Determinar hasta dónde puede llegar contigo una persona es tu derecho como individuo. (por supuesto, también debes rspetar los ajenos).
 

2. Conoce tu nivel de tolerancia. Toma nota mental de cuándo, con quién y bajo qué circunstancias te sientes molesto/a, frustrado/a@, abusado/a, burlado/a o experimentas cualquier otro sentimiento desagradable. Esto te dice qué límite personal está siendo violado.

3. Cuando una persona viole tus límites, déjaselo saber. No tienes que enojarte, ofenderte o alzar la voz. Basta con que le informes, de una manera honesta y firme, qué acción o actitud suya te perturba. Ojo: es posible que esa persona trate de hacerte sentir mal por expresar tus sentimientos. No te sientas culpable y ¡resiste el impulso de dar explicaciones! Tú tienes el derecho a decir qué aceptas o no en tu vida.

4. Infórmale cómo deseas ser trata
do/a. Sé específico/a. Por ejemplo, en el caso de las amigo/as con problemas de dinero habría que decir: "Cuando te doy dinero, espero que me lo pagues en la fecha que acordamos".

5. Explica cuáles serán las consecuencias si no respetan tus límites. No se trata de que amenaces, pero si notas que te pone resistencia, infórmale a esa persona qué pasará si persiste en su comportamiento. Ejemplo: "Si no cumples con los pagos, no voy a poder hacerte otro préstamo".

6. Mantente firme. Muchas veces la persona acepta tus condiciones... sólo para, de manera indirecta, hacerte sabotaje. Ejemplo: se "olvida" de la fecha de pago. En esos momentos, es fácil disculpar a la persona y caer en el patrón de antes. ¡Resiste la tentación! Deja que la persona asuma la consecuencia de sus actos.

Recuerda: nosotros mismos le enseñamos a los demás de qué forma pueden tratarnos... por todo lo que les permitimos. Si haces valer tus derechos y respetar tus límites, algunas relaciones sobrevivirán, haciéndose más fuertes y genuinas; otras se irán diluyendo o simplemente terminarán, quizás no en los mejores términos.

Pero recuerda, si para mantener una relación tienes que dejarte abusar o irrespetar, es mejor dejarla ir. Los límites claros crean relaciones fuertes.

El resentimiento (Eckhart Tolle)

...El resentimiento es la emoción que acompaña a las lamentaciones y a los rótulos mentales, y refuerza todavía más el ego. El resentimiento equivale a sentir amargura, indignación, agravio u ofensa.
Resentimos la codicia de la gente, su deshonestidad, su falta de integridad, lo que hace, lo que hizo en el pasado, lo que dijo, lo que no hizo, lo que debió o no hacer.
Al ego le encanta. En lugar de pasar por alto la inconciencia de los demás, la incorporamos en su identidad. ¿Quién lo hace? Nuestra inconciencia, nuestro ego. Algunas veces, la "falta" que percibimos en otra persona ni siquiera existe.
Es una interpretación equivocada, una proyección de una mente condicionada para ver enemigos en los demás y elevarse por encima de ellos.
En otras ocasiones, la falta puede existir pero la amplificamos al fijarnos en ella, a veces hasta el punto de excluir todo lo demás. Y fortalecemos en nosotros aquello contra lo cual reaccionamos en otra persona.
No reaccionar al ego de los demás es una de las formas más eficaces no solamente de trascender el ego propio sino también de disolver el ego colectivo de los seres humanos.
Pero solamente podemos estar en un estado donde no hay reacción si podemos reconocer que el comportamiento del otro viene del ego, que es una expresión de la disfunción colectiva de la humanidad. Cuando reconocemos que no es personal, se pierde la compulsión de reaccionar como si lo fuera.
Al no reaccionar frente al ego logramos hacer aflorar la cordura en los demás, es decir, oponer la conciencia incondicionada a la condicionada.
En ocasiones quizás sea necesario tomar medidas prácticas para protegernos contra personas profundamente inconscientes. Y podemos hacerlo sin crear enemistad. Sin embargo, la mayor protección es permanecer en la conciencia. Una persona se convierte en enemiga cuando personalizamos la inconciencia de su ego.
No reaccionar no es señal de debilidad sino de fuerza. Otra forma de expresar la ausencia de reacción es el perdón. Perdonar es pasar por alto o no reparar.
No reparamos en el ego sino que miramos la cordura alojada en la esencia de todos los seres humanos.
Al ego le encanta quejarse y resentirse no solamente con respecto a otras personas, sino también a las situaciones.
Lo mismo que se le hace a una persona se le puede hacer a una situación: convertirla en enemiga. La implicación siempre es: esto no debería estar sucediendo; no quiero estar aquí; no quiero tener que hacer esto; es una injusticia conmigo.
Por supuesto el peor enemigo del ego es el momento presente, es decir, la vida misma.
No se deben confundir las quejas con el hecho de hacer ver a una persona una deficiencia o un error a fin de que pueda corregirlo. Y abstenerse de quejarse no significa necesariamente tolerar la mala calidad o la mala conducta.
No es cuestión de ego decirle a un mesero que la sopa está fría y que debe calentarse, siempre y cuando nos atengamos a los hechos, los cuales siempre son neutros.
Renegar es decir "Cómo se atreve a traerme una sopa fría". Hay allí un "yo" al cual le encanta sentirse personalmente ofendido por la sopa fría y que va a sacar el mayor provecho de la situación, un "yo" que disfruta cuando encuentra la falta en el otro.
Las quejas a las cuales nos referimos están al servicio del ego, no del cambio.
Algunas veces es obvio que el ego realmente no desee cambiar a fin de poder continuar quejándose.
Trate de atrapar a la voz de su mente en el momento mismo en que se queja de algo, y reconózcala por lo que es: la voz del ego, nada más que un patrón mental condicionado, un pensamiento. Cada vez que tome nota de esa voz, también se dará cuenta de que usted no es la voz sino el ser que toma conciencia de ella.
En efecto, usted es la conciencia consciente de la voz. Allá en el fondo está la conciencia, mientras que la voz, el pensador, está en primer plano.
Es así como usted se libera del ego, de la mente no observada. Tan pronto como tome conciencia del ego que mora en usted, deja de ser ego para convertirse en un viejo patrón mental condicionado.
El ego implica inconciencia. La conciencia y el ego no pueden coexistir.
El viejo patrón o hábito mental puede sobrevivir y reaparecer durante un tiempo porque trae el impulso de miles de años de inconciencia colectiva, pero cada vez que se lo reconoce, se debilita.
Eckhart Tolle, (Extraído de su libro en español "Una Nueva Tierra", Capítulo 3)

“El universo no perdona, porque no culpa”

Taissha

PERSONAL. PARA TODOS (de Alicia)

Respira lenta y conscientemente,
escribe cualquier problema que no sepas resolver y lo veras más claro,
y sácale partido a todo lo que ya sabes.

Ama sin medida, sobre todo a ti mismo/a,así podrás amar a todo lo demás,
el miedo desaparecerá y te sentirás libre y tranquilo/a,
porque ya te habrás aceptado y perdonado igual que a tu entorno,

Puedes empezar por:
  • Aceptarte, perdonarte y amarte.
  • Practica yoga o algún estiramiento diariamente; alegrarás tu cuerpo serrano y tu mente infinita.
  • No desees, que es el origen del sufrimiento, es falta de fe en el proceso de la vida,
  • Sólo visualiza y disfruta de lo que quieres, como si ya fuese realidad, porque lo es, si lo crees firmemente.
Practica y que la fuerza te acompañe.

ALICIA

La vida es un espejo


Le Preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano. Él respondió así:
La Política sin principios, el Placer sin compromiso,
la Riqueza sin trabajo,
la Sabiduría sin carácter,
los Negocios sin moral,
la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.
La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable;
que las personas están tristes, si estoy triste;
que todos me quieren, si yo los quiero;
que todos son malos, si yo los odio;
que hay caras sonrientes, si les sonrío;
que hay caras amargas, si estoy amargado;
que el mundo está feliz, si yo soy feliz;
que la gente es enojona, si yo soy enojón;
que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido
La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.
"El que quiera ser amado, que ame".


Condiciones básicas para el bienestar - El equilibrio cuerpo-mente - Osho

Siente el ritmo.
Si llegas a sentirte en armonía con la existencia, es que vas por el buen camino.
Si encuentras que no estas en sintonía, si te sientes tenso, si surge la angustia, si te pones a temblar –empiezas a perder el sentido de la dirección y comienzas a tener la sensación de que eres accesorio, que nada tiene sentido-, es una señal inequívoca de que has perdido el compás de la existencia.


  • Ponte en contacto con tu cuerpo, que es tu amigo
    No hay nada extraordinario, nada importante. La vida se basa en cosas muy pequeñas. Por lo que si llegas a interesarte por las supuestas cosas grandes, desperdiciarás la vida. Respeta tu vida. A partir de ese respecto empezarás a respetar la vida de los demás.
  • Sé fiel a ti mismo, sé auténtico
    1. Nunca escuches a nadie que pretenda decirte lo que debes ser: escucha siempre tu voz interior (medita), lo que te gustaría ser. De lo contrario desperdiciarás toda tu vida.
    2. Nunca uses una máscara, de lo contrario crearás disfunciones en tu mecanismo: bloqueos. Cuando quieras estar furioso, ponte furioso. Si quieres reír, ríe. Estar furioso o reír a carcajadas no tiene nada de malo. Poco a poco verás que todo el organismo está funcionando. Cuando realmente funciona, hay un ronroneo a su alrededor.
    3. Permanece siempre en el presente, porque toda falsedad penetra o por el pasado o por el futuro. No te molestes ni por la carga del pasado ni por el futuro que no ha llegado todavía.
  • Tú eliges entre ser desdichado o ser feliz
    Normalmente, la gente lleva un hábito de vida negativo, porque la sociedad entera es más o menos infeliz. Aparenta estar enfermo: adquirirás importancia. Si alguien siente éxtasis, se piensa que se ha vuelto loco o se le tiene envidia. Si esta sano, nadie le escucha o está pendiente.
  • Aprende a dejarte llevar y fluir con la existencia. de modo que no sientas culpas ni tengas heridas
    No luches ni contra el cuerpo, ni con la naturaleza, ni con nada; así estarás en paz y a salvo, tranquilo y sosegado. El ego necesita esfuerzo, voluntad, tiene que hacer algo. Cuando uno va contra la corriente, enseguida se cansa y no es capaz de avanzar mucho.
    Ese estado te ayudará a estar más alerta, más consciente, más despierto.
  • Toma relajadamente la vida como llega
    La sociedad es adicta al trabajo, te prepara para la actividad, para la ambición, para la prisa, para la eficiencia. No te prepara para relajarte ni para no hacer nada y descansar. Condena todo tipo de descanso llamándolo holgazanería. Condena a la gente que no está disparatadamente activa; porque la sociedad entera está disparatadamente activa, intentando llegar a algún sitio. Nadie sabe a dónde, pero todo el mundo está en ello: ¡¡Ve más de prisa!”.

    La relajación no es holgazanería. El hombre relajado lo está su cuerpo, lo está su mente, lo está su corazón. No te digo que te relajes todo el día. Haz tu trabajo, pero busca un poco de relajación. Quedarás sorprendido al constatar que si puedes relajarte durante una hora o dos de las veinticuatro, adquirirás una mayor percepción sobre ti mismo.

    Tu comportamiento exterior cambiará; estarás más tranquilo, mas calmado. Cambiará la calidad de tu trabajo: será más artístico y más agraciado. Cometerás menos equivocaciones de las que sueles cometer, porque ahora estás más centrado, menos disperso.
    No estarás corriendo innecesariamente de acá para allá. Irás directamente al punto adonde quieres ir. Harás las cosas que hay que hacer; no te ocuparás de trivialidades. Sólo dirás lo que hace falta decir. Tus palabras serán telegráficas; tus movimientos, armoniosos; tu vida será poesía.

    Habituarte en la relajación será cuestión de días. Insistiendo, llega a aparecer la meditación.
  • Dale espacio a la sabiduría del cuerpo

    "Deja que la respiración funcione como está; el cuerpo sabe exactamente lo que necesita. Si le hace falta más oxígeno respirará más; si necesita menos respirará menos."

    ¡Deja libre a tu cuerpo! No te interpongas para nada. Cuando sientas alguna tensión, relaja esa parte. Despacio y lentamente… Empieza primero mientras estás sentado, descansando, y luego mientras estás haciendo cosas.

  • Tú debes decidir, correr todos los riesgos y desafíos necesarios para ser individual, y para que te aporten la brillantez e inteligencia necesarias
    Cada momento de la vida es una gran sorpresa y nunca se puede aplicar una respuesta preconcebida. Cuando otros deciden por ti, tu alma se queda adormecida y apagada. Cuando empiezas a decidir por ti mismo, surge la perspicacia.

  • Despréndete del sufrimiento impuesto por la sociedad. Sé tú mismo, elévate y ríe.
    La felicidad, estar alegre y sano es natural, siempre está dentro de nosotros; sólo nos alejamos de ellos. Has sido apartado de tu propio ser hacia algo que no eres, la desdicha. Esto es lo que crea que todo el mundo esté en donde no debería estar, que sea lo que no debería ser.

    Tu cuerpo sigue un ritmo musical. El gozo es tan sólo ser tú mismo: estar despierto, vibrante, vital. La sensación de que hay una música sutil alrededor de tu cuerpo y dentro de él como una sinfonía: eso es gozo. Puedes sentirte gozoso cuando tu cuerpo fluye, cuando es como un río que fluye.

    "Baila, pero no seas el bailarín, porque éste empieza a dispersarse y entonces ya no es total. Sólo baila y deja que la danza te lleve a donde quiera ir."

    Si realmente quieres estar sano, tienes que desinhibirte. Ábrete a la vida, confía en ella, y poco a poco ella destruirá todas tus inhibiciones y la energía empezará a manar en todas las partes en donde ha sido reprimida. Tienes que desembarazarte de todo lo que la sociedad te ha inculcado.

    Todo lo que hagas, hazlo con la idea oculta de que tienes que lograr una mayor fluidez. Si tomas la mano de alguien, tómala de verdad. Que no se trate sólo de dos manos entrelazadas, cada una de ellas deseando desprenderse de la otra. Si hablas, que la charla sea apasionada, de lo contrario aburrirás a los demás tanto como a ti mismo.

    La vida debería ser una pasión, una vibrante pasión, una pasión palpitante, una extraordinaria energía. Que nada de lo que hagas sea aburrido, de lo contrario no debes hacerlo. No hay obligación de hacer nada, pero lo que sea que te apetezca hacer, hazlo de verdad.

    Todas las inhibiciones desaparecerán poco a poco y recuperarás tu vida entera. Recuperarás tu cuerpo; lo mismo tu mente. La sociedad ha mutilado tu cuerpo, tu mente; todo. Te han dejado algunas opciones; quedan abiertas hendiduras muy estrechas y tú sólo puedes ver por ellas. No se te permite ver el conjunto.

    Cuando ríe un hombre feliz, lo hace como si riera todo su cuerpo. No sólo lo hacen los labios, no sólo lo hacen la cara. De los pies a la cabeza ríe como un organismo integral. Ondas de risa fluyen por su cuerpo. Revienta de energía. Es una fiesta. Cuando un hombre sano está triste, lo esta totalmente. Cuando un hombre sano está furioso, lo está realmente, totalmente. Cuando hace el amor, solamente hace el amor.

  • Sé receptivo a la dicha
    Haz un esfuerzo deliberado para ser consciente del pacer, del gozo, de la felicidad, y disfrútalo. La naturaleza no tiene un mecanismo incorporado para ello. Eso debe ser aprendido. Es un arte.

    Debes ser estéticamente sensible a todas estas cosas. Te harán más humano, creará una mayor levedad en tu interior, una mayor gratitud hacia la existencia.

    Te sorprenderás al ver que la felicidad crece cada día más y, proporcionalmente, el dolor y la desdicha llegan a ser menores. Llega un momento de vez en cuando, y ese dolor es parte del juego. No llega a molestarlo a uno, y uno lo acepta.

La inteligencia del cuerpo - El equilibrio cuerpo-mente - Osho

El método propuesto consiste en relajarse para aliviar molestias y tensiones, tanto físicas como psicológicas, relacionadas con el dolor y el estrés, a través de una actitud afectuosa y positiva hacia el propio cuerpo.

Estos problemas psico-somáticos son consecuencia de la incomunicación que existe entre la mente y el cuerpo. Hay que entender el cuerpo, aprender a escucharlo y a hablar con él, para de ese modo profundizar y armonizar la conexión cuerpo-mente, y así lograr el equilibrio que todos anhelamos.

LA INTELIGENCIA DEL CUERPO

Cuando es una cuestión que se refiere al cuerpo, escucha al cuerpo.
Cuando es una cuestión que concierne al pensamiento, proyectos, ideas, sueños, lógica, razón, escucha a la mente.
Cuando es una cuestión que se refiere a tu totalidad, escucha al corazón.

La salud es la sensación de bienestar: cuando todo tu cuerpo está funcionando a su máximo potencial, sin nada que lo moleste, sientes un cierto bienestar, una cierta unidad con la existencia.


El cuerpo (soma) no sólo está conectado consigo mismo, está relacionado con su mente (psico), están conectados con un alma transcendental. Los procesos fisiológicos y los psicológicos no son dos cosas distintas, son dos partes de una totalidad. Todo lo que hagas fisiológicamente afectará a la mente y viceversa. Puedes empezar desde cualquiera de los dos extremos a trabajar para cambiar el otro.

"Si respiras hondo es imposible que surja la ira, ya que la mente se desplaza de la ira a la respiración, y el cuerpo no se encuentra en el estado óptimo para enfurecerse."

Lo primero es el cuerpo, porque es el portal de entrada a la mente. Por ser materia tangible el cuerpo es fácilmente manipulable. Primero el cuerpo debe liberarse de todas sus estructuras acumuladas y de forma simultánea, la mente debe ser inspirada para que pueda comenzar a moverse hacia arriba y aśi pueda liberar toda la carga que la mantiene anclada.

El mejor modo de conocer el propio cuerpo es penetrar en el interior de ti mismo y mirarlo desde ahí, desde la parte más profunda de tu ser, entonces resulta un gozo extraordinario de ver su funcionamiento, su tictac.

Escúchalo; siempre está diciendo cosas, pero como estás tan concentrado en la cabeza, nunca lo escuchas. Cuando haya un conflicto entre la mente y el cuerpo, casi siempre tiene más razón el cuerpo que la mente, porque el cuerpo pertenece a una vasta naturaleza y la mente pertenece a la sociedad, tu sociedad, edad y tiempo particulares.

El cuerpo tiene profundas raíces en la existencia, la mente tan sólo oscila en la superficie. Pero siempre le haces caso a la mente, nunca al cuerpo. Esta arraigada costumbre ha hecho perder el contacto entre cuerpo y mente.


El cuerpo es tu amigo; no tu enemigo. Escucha su lenguaje, descífralo.

Y poco a poco, según entres en el libro del cuerpo y pases sus páginas, llegarás a ser consciente de todo el misterio de la vida. Condensado está en tu cuerpo. Aumentado millones de veces, está extendido en el mundo. Pero condensado en una pequeña fórmula, está presente en tu cuerpo.


Lo primero que debes hacer es firmar un tratado de paz con tu cuerpo y no romperlo nunca.
Una vez que has llegado a ese pacto con el cuerpo, este se volverá muy, muy amistoso.
Si cuidas el cuerpo, el cuerpo cuidara de ti, se convierte en un vehiculo de incalculable valor, se convierte en un autentico templo.

Las siete leyes espirituales - Deepak Chopra

1. DE LA POTENCIALIDAD PURA
2. DEL DAR
3. DEL "KARMA" O DE CAUSA Y EFECTO
4. DEL MENOR ESFUERZO
5. DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO
6. DEL DESAPEGO
7. DEL "DHARMA" O PROPÓSITO EN LA VIDA


Tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa.
Tal como es tu deseo es tu voluntad.
Tal como es tu voluntad son tus actos.
Tal como son tus actos es tu destino
- Brihadaranyaka Upanishad IV.4.5.

1. LA LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA
La fuente de toda creación es la conciencia pura... la potencialidad pura que busca expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto.
Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nos alineamos con el poder que lo expresa todo en el universo.


"La esencia de mi ser es la realidad última, raíz y sustento del Universo, fuente de todo lo que existe". Sutra Aham Brahmasmi.

Existen tres niveles de existencia:

1º) El ámbito físico o material lo percibimos con los sentidos, y está dentro del espacio (limitado), el tiempo (pasajero) y la causalidad (predecible, gobernado por leyes inmutables de causa y efecto). De él proviene toda la comprensión de sentido común que tenemos del mundo.

2º) El ámbito cuántico consiste en información y energía que forjan el mundo físico. Por ejemplo, la única diferencia entre un árbol y nosotros es el contenido informativo y energético de nuestros respectivos cuerpos. Nuestro cuerpo no está apartado del cuerpo del universo, pues a los niveles de mecánica cuántica no existen límites bien definidos. Somos un remolino dentro del campo cuántico más general: el universo.

En este nivel, todo es insustancial. p.ej. tu mente, tus pensamientos, tu Ego. La continuidad y solidez del ámbito físico existen sólo en la imaginación alimentada por sentidos, que funcionan lentamente y no pueden discernir las ondas de energía e información, que vibran a distintas frecuencias, a la velocidad de la luz.

Experimentamos ese campo subjetivamente en forma de pensamientos, sentimientos, emociones, deseos, recuerdos, instintos, impulsos y creencias. Lo percibimos como un flujo constante de información y no como una discontinuidad. Si nuestros sentidos fueran cuánticos, veríamos que todo lo que consideramos sólido en el mundo físico, entra y sale de un vacío infinito a la velocidad de la luz, como si fuera un fenómeno de encendido-apagado. En realidad, todos entramos y salimos de la existencia continuamente. Si pudiéramos afinar nuestros sentidos, veríamos los huecos de nuestra existencia continuamente. Estamos aquí, luego no estamos y luego volvemos otra vez. Sólo nuestra memoria mantiene la sensación de continuidad.

3º) El ámbito no circunscrito (no puede confinarse en un lugar, simplemente es) es el de la potencialidad pura o fuerza organizadora que está detrás de todas las cosas, y que crea y ordena la actividad de la información y energía del mundo cuántico.
La potencialidad pura es la esencia más íntima de nuestro ser. Es nuestro propio "Yo" o esencia espiritual que está más allá de la mente racional del "Ego" individual. No teme; es libre; es inmune a la crítica y a la adulación; no retrocede ante ningún desafío. No siente estrés ni ansiedad. Es humilde, no es inferior ni superior a nadie, pues sabe que todos los demás son el mismo "Yo", el mismo espíritu, bajo disfraces diferentes. Une, está dominada por el amor, funciona sin energía. Sabe que el "yo" del observador y lo observado es los mismo.

Otros atributos de la potencialidad pura:
  • Mente no circunscrita, conciencia pura y universal, conocimiento puro. Es infinita e ilimitada, fuera del espacio, el tiempo y la causalidad. Es el campo de todas las posibilidades y de la creatividad infinita.
  • Observa una interconexión no causal, una correlación independiente (no piensa en términos de causa y efecto), es no algorítmica, es discontinua, supra-consciente, siempre activa, pero más accesible para sí misma cuando los sentidos han sido suspendidos o desplazados, p.ej. al dormir, durante los sueños, la meditación, el sopor, el trance, la oración. Se expresa a través de los sistemas autónomo y endocrino (no del sistema nervioso intencionado), y aún más importante, a través de la sincronización de estos sistemas (también a través de la sincronización de lo particular y lo universal, del microcosmos y el macrocosmos).
  • La imaginación, la comprensión, la intuición, el significado, la intención, el propósito o la creatividad no tienen nada que ver con el cerebro. Surjen de la mente no circunscrita, pero se localizan en la mente individual y, después, en realidad física.


2. LA LEY DEL DAR
El universo opera por medio de un intercambio dinámico... Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.


Hay que aprender a entregar lo mismo que se busca. Si buscas abundancia, entrega abundancia, si buscas amor, dinero y afecto entrega amor, dinero y afecto.

Cuanto más demos más recibiremos. Lo que no se multiplica a través del dar, ni vale la pena darse, ni vale la pena recibirse. Cuando damos a regañadientes no hay energía detrás de nuestro acto de dar, y entonces no generará abundancia.


3. LA LEY DEL "KARMA" O DE CAUSA Y EFECTO

Cada acción genera una fuerza de energía que regresa a nosotros de igual manera... Cosechamos lo que sembramos.
Y cuando optamos por acciones que les producen alegría y éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es también alegría y éxito.


El karma, que son las semillas de la memoria acumuladas por la experiencia, ayuda a determinar quiénes somos. Además, nuestros actos pueden influir y modificar el karma para bien o para mal. Por lo tanto, es a la vez acción y las consecuencias de la acción.

Todos los actos son episodios kármicos. Esa acción genera recuerdo, y el recuerdo tiene la capacidad o la potencia de generar deseo, y el deseo genera nuevamente una acción. El alma es un haz de conciencia en
el cual residen las semillas del karma, el recuerdo y el deseo.

Debemos tomar conciencia de que el futuro es el producto de las decisiones que tomamos en cada momento de nuestra vida. Nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestros actos son los hilos de la red que tendemos a nuestro alrededor.

En el universo jamás queda una deuda kármica pendiente. Estas se pueden (1) pagar directamente, lo cual puede implicar mucho sufrimiento, o bien, (2) convertirla en una experiencia positiva, para crear un karma nuevo y positivo a partir de él. Una tercera forma (3) consiste en independizarse del karma, entrando en el ámbito no circunscrito, mediante la meditación.

4. LA LEY DEL MENOR ESFUERZO
La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad... con despreocupación, con armonía y con amor.
Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

Hacer menos para lograr más. Ése es el camino a través del cual la inteligencia de la naturaleza se desarrolla espontáneamente.

Si sabemos cómo generar, almacenar y gastar la energía de una manera eficiente, podemos crear cualquier cantidad de riqueza. Cuando nuestro punto interno de referencia es el ego, cuando buscamos poder y control sobre los demás, o la aprobación del resto del mundo, desperdiciamos nuestra energía.

5. LA LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO
Inherente en toda intención y en todo deseo está el mecanismo para su realización... la intención y el deseo en el campo de la potencialidad pura tienen un infinito poder organizador.
Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador.


Podemos modificar conscientemente el contenido energético e informativo de nuestro propio cuerpo mecánico cuántico. Esta influencia, este cambio consciente es producido por dos cualidades inherentes de la conciencia: la atención y la intención.

La atención carga de energía, y la intención transforma. Cualquier cosa sobre la que dirijamos nuestra atención cobrará fuerza en nuestra vida. Cualquier cosa de la que retiremos nuestra atención se marchitará y desaparecerá. La intención, por su parte, desencadena la transformación de la energía y de la información. La intención organiza su propia realización.

6. LA LEY DEL DESAPEGO
La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego... en la sabiduría de la incertidumbre reside la liberación del pasado, de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior.
Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos entregamos a la mente creativa, que orquesta la danza del universo.

"Como dos aves doradas posadas en el mismo árbol, el ego y el yo, íntimos amigos, viven en el mismo cuerpo. El primero come los frutos dulces y amargos del árbol de la vida, mientras que el segundo observa con indiferencia." - Upanishad Mundaka

Tan pronto como renunciamos al interés por el resultado, combinando al mismo tiempo la intención concentrada, el deseo y el desapego, conseguimos lo que deseamos. El desapego se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo. El apego (p.ej. al dinero), en cambio, se basa en el temor y en la inseguridad - y la necesidad de sentir seguridad emana del desconocimiento del verdadero yo.

Con el apego, congelamos nuestro deseo, lo alejamos de esa fluidez y esa flexibilidad infinitas y lo encerramos dentro de un rígido marco que obstaculiza el proceso total de la creación. Con el desapego, será menos probable que forcemos las soluciones de los problemas, lo cual hará posible que nos mantengamos atentos a las oportunidades - lo cual mantendrá vivos el misterio, el asombro, la emoción y la aventura.

La "buena suerte" no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Cuando los dos se mezclan con una vigilancia atenta del caos, surge una solución que trae beneficio y evolución para nosotros y para todos los que nos rodean.

7. LA LEY DEL "DHARMA" O PROPÓSITO EN LA VIDA
Todo el mundo tiene un propósito en la vida... un don único o talento especial para ofrecer a los demás.
Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.


Nos hemos manifestado en forma física para cumplir un propósito.


FORMAS DE APLICAR ESTAS LEYES

1) Evitar que haya turbulencia en nuestro diálogo interno con el campo de la potencialidad pura:
  • Practica el silencio, la meditación y la quietud, limitándote sólo a ser.

    El propósito de la meditación es dejar de pensar por un momento, esperar tranquilamente a que la "neblina" de pensamientos, que nos distraen, se disipe y dar un vistazo al espíritu interior.
    Siéntate en silencio, cierra los ojos y presta atención a tu respiración sin intentar controlarla. Cuando tu atención se desvíe, haz volver tu conciencia, sin forzarla, a tu respiración.
    Puedes utilizar el mantra (sonido o vibración básica de la naturaleza) de la respiración "so'ham = 'yo soy'". Esto crea un ambiente mental, expande tu conciencia y te pone en un estado de ánimo receptivo.
    Cuando tranquilizas tu respiración, tranquilizas tu mente. A continuación, liberemos las semillas de nuestras intenciones y nuestros deseos, sin apego al resultado, viviendo el presente; hay que confiar en que el universo se ocupe de los detalles. Puedes emplear un sutra (palabra) para sembrar una intención particular en tu conciencia.

  • Practica el hábito de no juzgar constantemente las cosas como correctas o incorrectas, buenas o malas.
  • Pasa un tiempo en contacto directo con la naturaleza y sé testigo silencioso de la inteligencia que reside en cada cosa viviente.
2) Haz regalos a todas las personas con que te relaciones. Puede ser una frase agradable, una flor o una oración, interesarse, prestar atención, dar afecto, aprecio y amor, y no cuestan nada. Cuando nos encontremos con alguien, enviémosle en silencio un buen deseo por su felicidad, alegría y bienestar.

3) Agradece todo aquello que recibes de los demás y todos los dones que te ofrece la vida: la naturaleza, la luz del sol, el canto de los pájaros, la lluvia de la primavera o las nieves del invierno.

4) Observa y elige de forma consciente. No tomes tus decisiones de forma automática. Hazte dos preguntas: "¿cuáles son las consecuencias? ¿me producirá realización personal y felicidad a mí mismo y a aquellos a los que afecta mi decisión? Después, pide orientación a tu corazón y déjate guiar por su mensaje de bienestar o de malestar.

5) Acepta las cosas como son en este momento, de forma total y completa, no como te gustaría que fueran. Todo el universo es como debe ser. No gastes energía inútilmente.

6) Sé responsable; no culpes a nada ni a nadie de tu situación, ni a ti mismo. Todo problema es una oportunidad disfrazada que te permite transformar este momento en un beneficio mayor. No gastes energía inútilmente.

7) Tu conciencia debe asumir una actitud no defensiva, sin resentimientos o rencor. Sólo entonces nos sentiremos despreocupados, festivos, alegres y libres. Renuncia a la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que acepten tu punto de vista. Cuando no hay un punto que defender, no puede haber discusión. Permanece abierto a todas las opiniones sin aferrarte rígidamente a ninguna de ellas. No es bueno alzarse rígido como un gran roble que se agrieta y sucumbe a la tempestad; al contrario, debemos tratar de ser flexibles como la caña que se dobla en la tormenta y sobrevive. No gastes energía inútilmente.

8) Haz una lista de todos tus deseos y tenlos siempre presente. Libera de tus deseos esta lista y si las cosas no salen bien, es por un motivo "cósmico" más profundo.

9) No permitas que los obstáculos consuman o disipen la concentración de tu atención en el momento presente. Acepta el presente tal como es, y proyecta el futuro a través de tus intenciones y tus deseos más profundos y queridos.

10) Practica el desapego. No impongas tercamente tu opinión de cómo deben ser las cosas. No fuerces las soluciones de los problemas, y, por tanto, no crees con eso otros nuevos.

11) Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro te sentirás. Vive la incertidumbre que es el camino hacia la libertad. Mantente abierto al campo de todas las posibilidades y con ello, experimenta todo el regocijo, la aventura, la magia y el misterio de la vida.

12) Descubre tu "yo" espiritual, a esa quietud profunda del interior de tu corazón, que anima tanto a tu cuerpo como a tu mente. Mantén la conciencia del ser atemporal y eterno, en medio de la experiencia limitada por el tiempo y de nuestro ego.

13) Haz una lista de tus talentos únicos y después, una lista de las cosas que te encanta hacer cuando estas expresándolos. Cuando expresas tus talentos únicos y los utilizas en servicio de la humanidad, pierdes la noción del tiempo y produce abundancia tanto en tu vida como en la vida de los demás.

14) Todos los días pregúntate: "¿Qué haría yo si no tuviera que preocuparme por el dinero y si a la vez dispusiera de todo el tiempo y el dinero del mundo?" "¿Cómo puedo servir?" y "¿Cómo puedo ayudar?", en lugar de: "¿Qué gano yo con eso?". Las respuestas a estas preguntas te permitirán ayudar y servir con amor a los demás seres humanos.


Descargar texto completo: Las siete leyes espirituales del éxito - CHOPRA, Deepak (1994)


Buenos deseos para el 2011

Ríe

Relájate

Perdona

Pide ayuda

Haz un favor

Delega tareas

Exprésate con confianza

Rompe un hábito

Pasea tranquilamente

Practica algún deporte

Pinta un cuadro. Sonríe a los niños

Permítete brillar. Mira fotos que te gusten

Lee un buen libro. Canta cuando te apetezca

Escucha a un amigo. Acepta un cumplido

Ayuda a un anciano. Cumple con tus promesas

Termina un proyecto deseado

Sé niño de nuevo. Escucha la naturaleza

Muestra tu felicidad. Escribe en tu diario

Trátate como un amigo. Permítete equivocarte

Haz un álbum familiar. Date un baño con calma

Sólo por hoy no te preocupes. Deja que alguien te ayude

Observa una flor con atención. Pierde un poco de tu tiempo

Apaga el televisor y habla. Escucha tu música preferida

Aprende algo que siempre deseaste

Llama a tus amigos por teléfono. Haz un pequeño cambio en tu vida

Haz una lista de cosas que haces bien, levantará tu autoestima

Escucha el silencio. Cierra los ojos e imagina las olas de la playa. Haz sentir bienvenido a alguien

Dile a tus personas amadas, cuánto las quieres y lo importante que son para ti

Dale un nombre a una estrella

Confía en las infinitas posibilidades de la vida

Agradece todo lo que tienes

Hazte un regalo

Planifica un viaje

Respira profundo

Cultiva el AMOR.

Sé feliz


¡Ojalá vivas todos los días de tu vida! Jonathan Swift

El éxito consiste en alcanzar lo que se desea, la felicidad en desear lo que se alcanza. Anónimo


Recordar cuatro reglas para ser feliz:

  1. Liberar el corazón del odio y la mente, de preocupaciones
  2. Vivir sencillamente
  3. Dar más y esperar menos
  4. Tener esperanza